Cuatro propuestas están bajo consideración para la venta del Chelsea, con lo que se pondrá fin al control del oligarca ruso Roman Abramovich.

El conjunto inglés podría ser adquirido por cuatro mil millones de dólares, dado el interés surgido desde que Abramovich puso en venta al equipo.

Las autoridades también congelaron sus activos como parte de las sanciones contra los oligarcas luego de la invasión de Rusia a Ucrania.

Durante los 19 años de Abramovich como dueño, Chelsea ha ganado 21 títulos al sacar rédito de la amplia inversión en fichajes.

Se interesan desde la NBA

Steve Pagliuca, codueño de los Celtics de Boston de la NBA, reveló su intención de comprar al Chelsea, algo que podría forzarle a ceder el 55 por ciento del Atalanta.

El empresario estadounidense no puede tener dos clubes bajo control en una misma competición europea organizada por la UEFA.

Lee también: ¿Adiós Superliga? Posibles dueños del Chelsea tienen firme decisión

“Durante el curso de la semana, vamos a presentar una propuesta sustancial y creíble”, dijo Pagliuca.

“Una que confiamos cumplirá con los respectivos requisitos y normativas de la Liga Premier, el gobierno británico y la UEFA”, agregó.

Los más polémicos

Otra propuesta es la de Tom Ricketts, dueño de los Chicago Cubs de la MLB. La misma ha sido criticada por comentarios cargados de islamofobia por parte de su padre, Joe.

Con experiencia en la Premier League

Otro grupo interesado incluye al empresario estadounidense Josh Harris, con acciones en el Crystal Palace, a la vez dueño de los 76ers de Filadelfia de la NBA.

El consorcio es liderado por Martin Broughton, ex director ejecutivo de Liverpool y British Airways, y Sebastian Coe, actual presidente de la Federación Internacional de Atletismo.

Hay deseo desde L.A.

El cuarto consorcio cuenta con la participación de Todd Boehly, accionista de los Dodgers de Los Angeles. Además del multimillonario suizo Hansjorg Wyss y Jonathan Goldstein.