Una porra por los latinoamericanos. Los fanáticos de la región han tenido gran presencia en la Copa del Mundo que se celebra en Brasil. 

Y esta gran cantidad de seguidores ha resaltado el aumento de la clase media en América Latina. 

The New York Times publicó un reportaje en el que destaca la presencia de este sector de la sociedad en el Mundial. 

“La clase media en Latinoamérica ha crecido un 60.3 por ciento desde el 2003, de acuerdo con el Banco Interamericano del Desarrollo” (BID), afirmó el medio. 

Un economista de este banco, Marcos Robles, aseguró que la región ha dejado de tener una predominancia de pobres. 

“La llegada de cientos de miles de vecinos hispanos (a Brasil) ha creado un nivel de interacción con pocos precedentes en la historia contemporánea”, dijo.

Excluyendo a Brasil, la mayor demanda de boletos para el torneo surgió de países en América Latina como Argentina, Colombia, Chile y México, selecciones clasificados a Octavos de Final. 

Juntos, sobrepasan la cantidad de asientos comprados por Estados Unidos, que es de 208 mil boletos. 

Y es que, según el post de Goldblatt en Al Jazeera, las grandes caravanas de fanáticos latinos que se están presenciando son las mismas que tradicionalmente acompañaban a los equipos europeos. Y la mayoría de ellos, son ciudadanos de clase media. 

‘Era diferente’

Algunos de los asistentes de la región indican que estas posibilidades son nuevas para muchos.

“Era diferente en la generación de mis padres. Mi madre no vio el mar hasta que cumplió 50 años”, dijo el colombiano Leo Rubiano.

Muchos han tenido que trasladarse de noche hacia las locaciones de los encuentros para no pagar hotel o acampar fuera del estadio.