Israel López Cortez, de 18 años, fue contratado para integrarse a las Grandes Ligas, con los Rangers de Texas, durante el showcase en Tijuana, organizado por ProBeis, la Oficina para la Promoción y el Desarrollo de Beisbol, en el marco de la Serie Internacional de Prospectos.

El joven pelotero tuvo que sortear caminos difíciles para llegar a lograr su sueño, como ser dado de baja cuando ya pertenecía a un equipo profesional de la Liga Mexicana.

El jugador nacido en Jesús Carranza, Veracruz, fue contratado por la novena estadounidense al ver sus extraordinarias cualidades como tercera y primera base, así como receptor y su poder a la hora de batear.

“Yo desde niño le pedía a mis papás que me regalaran un guante, y me lo compraron y solito empezaba a jugar, no tenía con quién. Después a mi primo, que era mayor que yo dos años, también le regalaron un guante y así empezamos a jugar.

“Mis papás no querían porque el deporte era algo caro y no había con qué; después mis papás lo fueron asimilando, les fue gustando más el deporte y así fue luchando día a día. Tenía que caminar siete kilómetros para ir a entrenar y siete de regreso, pero finalmente el esfuerzo y sacrificio dio resultados por ese momento”, destacó Israel López.


En el 2012 me dieron de baja (en Liga Mexicana) y estuve bien derrotado, pensé que se había acabado todo para mí, pero luego encontré la academia de Tobis de Acayucan

Israel López

Beisbolista mexicano

En tanto, el entrenador Francisco Rivera destacó la constancia que el juvenil beisbolista ha tenido, pues a pesar de todos los contratiempos nunca abandonó su sueño de jugar en los mejores diamantes del mundo con los Rangers.

“Israel va a caminar en otros terrenos que mucha gente quisiéramos caminar y que muchos niños pueden caminar si trabajan fuerte, si aguantan las cargas de trabajo, si tienen un programa como este y espero que lo tengamos por mucho tiempo”, dijo el entrenador.

También puedes leer: Peloteros prospectos mexicanos, se acercan al sueño