El 21 de abril de 1955 en el Parque Deportivo del Seguro Social, se llevó a cabo el primer juego en la historia del clásico del beisbol mexicano, cuando los Diablos Rojos visitaron, administrativamente, a los Tigres de México. Ese día comenzó la gran rivalidad conocida como “La Guerra Civil”.

La temporada del 55 de la Liga Mexicana de Beisbol se jugó con seis equipos con un calendario de 100 juegos, de los cuales se enfrentaron en 20 ocasiones los Tigres contra el México. El primer duelo entre las dos novenas de la capital se jugó el jueves 21 de abril, el triunfo se lo llevaron los Diablos Rojos por siete carreras a tres, el pitcher triunfador fue el derecho Amador “Bule” Guzmán y el derrotado Harry Gilbert, quien solo estuvo una temporada en la LMB con los felinos.

Te puede interesar: Gobierno de AMLO compró en febrero estadio de béisbol

De los 20 juegos entre la novena felina y los Rojos del México, los Diablos se llevaron 13 triunfos por siete de los Tigres, los pitchers escarlatas que se llevaron las primeras victorias de la Guerra Civil fueron: Vicente López (4), Amador Guzmán (3), Diómedes Olivo (2), Harry Gilbert (1), Vicente Rivera (1), Filiberto Qui (1), Rafael Rivas (1).

Esta historia que inició en 1955 continúa después de 65 años y se mantiene de manera ininterrumpida como la segunda serie más añeja del beisbol mexicano, solo superada por la rivalidad entre Sultanes de Monterrey y Diablos Rojos que este año cumplen 80 años de enfrentamientos.

Estos enfrentamientos han ayudado a forjar a los ídolos de cada equipo, quienes se apasionan en cada choque, lo que eleva la tensión en el diamante. La Guerra Civil se vive de manera distinta y este año los seguidores de ambas novenas esperan con fervor el regreso de las actividades para volver a vibrar en las tribunas del Alfredo Harp Helu, como ha ocurrido en el Parque del Seguro Social, el Foro Sol, el Fray Nano, y en las sedes de Puebla y Quintana Roo.

Lee: Grandes Ligas apoyarán a AMLO en promoción y escuelas de béisbol en México