Algunos son cambios, otros no tanto. La Liga MX fue presentada este lunes en Cancún por su presidente, Decio de María, donde se oficializaron diversas modificaciones y la confirmación del regreso del torneo de Copa México.

“La Liga MX es porque nos identifica a los mexicanos y es moderno”, explicó el dirigente que trabajará en la nueva liga junto a Rafael Mancilla, cabeza de la Comisión de Arbitraje, y Víctor Garza, quien estará en la Comisión de Controversias.

El torneo de Copa se jugará cada semestre, entre semana, donde participarán 14 equipos del Máximo Circuito y 14 del Ascenso MX, los cuales se integrarán en siete grupos de cuatro clubes, distribuidos dos clubes por división en cada uno. Todo esto con excepción de los cuatro equipos que van a la Concachampions 2012-2013: Tigres, Chivas, Santos y Monterrey.

De igual forma, el presidente de la nueva Liga MX habló sobre temas ‘espinosos’ como el famoso Pacto de Caballeros, al que denominó como un mecanismo para proteger equipos “chicos”, y también de la Multipropiedad que no es bien vista por la FIFA, los cuales no será eliminados por el momento aunque sí son temas a tratar a corto plazo.

“En la asamblea de la Liga ningún equipo se ha quejado por malas prácticas de la multipropiedad. Mientras eso no suceda, los miembros aceptan como en el caso de Pachuca y León. Aquí adentro no pensamos mal, todos lo aceptan”, aseguró Decio.

La Liga MX, que desea incrementar el promedio de entradas a los estadios mexicanos en un 50 por ciento y elevar los ratings televisivos hasta 8 puntos.

Todo lo presentado en Cancún es una estrategia proyectada a tres años, por lo cual los dirigentes revisarán resultados de la misma hasta el 2015.

La presentación de la Liga MX ha sido blanco de críticas por no revelar grandes modificaciones a beneficio de los futbolistas.