Los Atlanta Braves adquirieron al veterano segunda base Robinson Canó por un dólar dentro de una canje de ligas menores con los Padres de San Diego.

Canó, de 39 años, se incorporó a los Braves el lunes para el inicio de una serie de tres juegos contra su ex club, los líderes Mets de Nueva York.

El dominicano fue incluido en la alineación como noveno al bat y defensor de la segunda base. Canó brinda a los Braves otra alternativa en la posición tras la baja de Ozzie Albies por una fractura del pie.

Canó bateó para .149 con un jonrón y cuatro impulsadas en 74 turnos para los Padres y los Mets esta temporada. Tenía promedio de .333 con tres cuadrangulares y 20 impulsadas en 96 turnos para la sucursal de Triple A en El Paso, luego que los Padres le dejaron libre y volvieron a firmarle con un contrato de ligas menores el mes pasado.

Los Braves acusarán la ausencia de Albies por las próximas semanas.

Lee también: Ohtani va nuevamente al Juego de Estrellas como lanzador y bateador

Albies se fracturó un pie el mes pasado, y Atlanta recurrió al venezolano Orlando Arcia como su sustituto. Arcia batea para .252 con tres jonrones y 17 impulsadas en 123 turnos este año. El manager Brian Snitker se ha expresado complacido con el desempeño de Arcia, especialmente con su defensa.

Los Mets le deben a Canó casi 45 millones de dólares por lo que le falta por cobrar del contrato original que firmó con Seattle. Está recibiendo un monto prorrateado del salario mínimo de 700 mil dólares correspondiente a su acuerdo de ligas mayores con San Diego. Se perdió la pasada temporada al purgar una segunda suspensión por dopaje.

Canó pactó con los Padres un acuerdo de ligas menores el 10 de junio, ocho días después que le habían dejado libre.

Además de añadir a Canó al roster de 26 jugadores, los Bravos activaron al jardinero Adam Duvall tras estar en la lista de paternidad.