Durante 14 años de carrera en Grandes Ligas, entre 1995 y 2008, Esteban Loaiza ganó 43.7 millones de dólares, que un promedio de 12 pesos por dólar por la cotización de esos años, habrían sido 525 millones de pesos. Ese dinero se le esfumó al exlanzador, quien corre el riesgo de pasar el resto de sus días en la cárcel.

De acuerdo con Baseball Reference, los últimos dos años de Loaiza en Grandes Ligas le significaron 7.5 millones por año y fueron los sueldos más altos que tuvo en su carrera, no obstante, el tijuanense aseguró estar en bancarrota y no poder siquiera pagar la fianza que le fue reducida de 400 mil a 200 mil dólares.

21
Juegos ganó en la temporada de 2003 que lo tuvo cerca de ganar el Cy Young.

En la audiencia del pasado lunes 12 de marzo, Loaiza conoció que los tres cargos estatales se convirtieron en uno solo a nivel federal, que es posesión con intento de distribuir cinco kilos de cocaína pura, pero que sean menos delitos no es buen panorama para el mexicano, ya que la justicia le podría condenar entre 10 años y cadena perpetua.

Carlos Nava, de ESPN, fue de los pocos periodistas que ingresaron a la audiencia y reportó que Loaiza se mostró tranquilo, más delgado y un tanto sonriente, pero el semblante le cambió y comenzó a llorar cuando vio a su madre, su hijo y otros familiares en la sala.

10
Años sería la condena mínima que podría recibir el exlanzador mexicano

El fiscal argumentó que Loaiza debía pagar 400 mil dólares de fianza por lo que ganó en Grandes Ligas y porque a su nombre está un auto Ferrari y dos inmuebles en Estados Unidos, además de suponer que en México tiene más propiedades.

Sin embargo, la defensa del exbeisbolista aseguró que Esteban no tiene dinero y que por lo mismo no podía pagar la fianza. La siguiente cita ante la Corte será el 5 de abril en la que se le explicará cómo se llevará a cabo el proceso.