Novak Djokovic tuvo que esperar a que Nick Kyrgios perdiera los estribos y desconcentrarse para conquistar su séptimo título de Wimbledon.

Esperó hasta encontrar cómo descifrar los potentes saques de su rival. Esperó hasta que apareció su mejor versión.

Djokovic nunca se acobarda por un déficit — en un juego, un set, un partido. No se arredra al tener que ponerse a buscar soluciones. Y en Wimbledon, desde hace mucho tiempo, es indomable.

Siempre constante, el astro serbio sacó a relucir su calidad para someter el bombardeo de aces y trucos de Kyrgios, imponiéndose el domingo por 4-6, 6-3, 6-4 y 7-6 (3).

De esta manera, el tenista serbio ganó su cuarto título en fila en Wimbledon (2018, 2019, 2021 y 2022), cabe destacar que en 2020 el torneo se suspendió por la pandemia.

El máximo cabeza de serie estiró a 28 su racha de victorias en el torneo de Grand Slam en césped y elevó a 21 su cosecha de títulos en las grandes citas.

Rompió el empate que mantenía con Roger Federer y quedó a uno de los 22 de Rafael Nadal por el récord histórico del tenis masculino.

Al terminar el emocionante encuentro, Kyrgios reconoció la calidad de “Nole”: “Es difícil de vencerlo, quiero felicitarte. No sé cuántas veces más vas a ganar este campeonato. Necesito unas vacaciones muy largas, éste ha sido el mejor torneo de mi vida. No sé si volveré”.

Lee también: Elena Rybakina se corona en Wimbledon tras superar a Ons Jabeur

Por su parte, Novak Djokovic también tuvo palabras de respeto para el tenista australiano, reconociendo su talento.

“Felicito a tu equipo y a ti y te deseo lo mejor. Te respeto, eres un tenista fenomenal. No tengo palabras para expresar lo que representa este torneo.

“Es el que me motivó para jugar tenis, siempre soñé con venir a jugar y cada vez es más especial. Estoy extremadamente feliz”, finalizó el serbio.