Así como con los puños, Joe Kelly y Tyler Austin siguen bravos y aunque fueron castigados por Major League Baseball (MLB) por su participación en la pelea del pasado miércoles en el juego entre Boston y Nueva York, ambos jugadores indicaron que protestarán la decisión.

Las Grandes Ligas determinaron que tanto Kelly, lanzador de los Medias Rojas, y Austin, primera base de los Yankees, fueron culpables de iniciar una bronca en la que se vaciaron las bancas.

Kelly fue suspendido por seis juegos y multado con una cantidad no revelada por golpear intencionalmente a Austin con un lanzamiento y posteriormente retarlo a la riña. En tanto, Austin fue castigado por cinco juegos y económicamente por lanzarse hacia el lanzador y enfrascarse en la bronca.

El manager de Boston, Alex Cora, y el coach de tercera base de los Yankees, Phil Nevin también fueron multados, al igual que los jugadores CC Sabathia, de Nueva York, Xander Bogaerts, Marco Hernández y Dustin Pedroia, de Medias Rojas, por invadir el campo de juego pese a estar en la lista de lesionados.