Los managers de los equipos de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) sostuvieron una reunión en la que se les detallaron las disposiciones para la temporada 2018, en la que el principal objetivo será reducir la duración de los juegos y que éstos se desarrollen con mayor fluidez.

Javier Salinas, presidente de la LMB, explicó que el nuevo protocolo de inicios de juego indica que deben ser puntuales, además se deberán ejecutar disposiciones para ofrecer un espectáculo más dinámico.

Para la siguiente temporada no habrá necesidad de lanzar cuatro envíos para la base por bolas intencional, asimismo, los relevistas tendrán menos pitcheos de calentamiento, mientras que las medidas de revisión de jugadas se mantienen iguales y los jugadores deberán llevar sus apellidos en el jersey.

En el encuentro, los managers protagonizaron un día de medios, en el que explicaron los planes de sus equipos.

Víctor Bojórquez, manager de los Diablos Rojos, señaló que con la combinación de experiencia y juventud, así como la presencia de peloteros extranjeros, deben ser considerados como candidatos al título.