Uno de los géneros más estáticos en los videojuegos es el de estrategia. En ocasiones pareciera que su único diferenciador son los personajes y lugares en donde toman lugar estos títulos. No quiero que esto se malinterprete, considero que es un gran género y las desarrolladoras insignia de estos juegos han aplicado la filosofía de “si no está roto, no lo arregles”. Es por eso que, como sucede la mayor cantidad de ocasiones, los estudios independientes entran al ruedo con una propuesta interesante pero arriesgada… ¿Ragnorium logrará destacar en medio de títulos icónicos y que ya tienen su nicho?

COLONOS INSTANTÁNEOS

En Ragnorium seremos comandantes de un pequeño escuadrón de clones listos para colonizar, que llegarán a un planeta generado proceduralmente y nuestra decisión inicial será dónde aterrizar para colocar la primera piedra de nuestra nueva civilización. El sistema del juego nos dará pequeñas sugerencias y nos marcará con colores dónde es una zona más habitable.

Una vez que nuestro grupo de colonos toque tierra comenzará la recolección de recursos vitales, de alimentación y la construcción de nuestras primeras estructuras. En estos primeros momentos de gameplay el juego tomará algunos tintes de juego de supervivencia. Consigue agua, enciende fuego, construye refugio y fabricar ropa para nuestros clones será de lo primero que haremos al aterrizar; cosas vitales para que nuestros colonos puedan sobrevivir y mantener un nivel de felicidad que hará que su desempeño sea óptimo.

 

CUANDO LA NATURALEZA ATACA

Cada planeta que desees colonizar es en extremo hostil. Desde climas inclementes que ponen en riesgo a tus habitantes, hasta criaturas alienígenas que claramente no te quieren en ese lugar. Una vez superas estos primeros momentos podrás llamar a más clones o pedir cajas de recursos para reabastecerte.

Hasta ahora suena complicado estar al pendiente de qué están haciendo cada uno de tus clones, es por eso que el juego tiene un sistema automático donde pondrá a trabajar a los colonos en base a sus habilidades (Si, porque cada uno de tus habitantes tendrá un árbol independiente de información y habilidades). Este sistema sería maravilloso si no fuera tan torpe, en ocasiones tuve que volver a iniciar partidas debido a que, si descuidaba un breve momento a un grupo de colonos, estos solo reunirían un tipo de recurso creando un exceso del mismo y desatendiendo los demás, provocando que se murieran por falta de agua, comida o algún otro elemento vital.

 

EXPANDIENDO LOS DOMINIOS

Supongamos que superamos todos y cada uno de los obstáculos iniciales. Logramos recolectar los recursos necesarios para sobrevivir, reclamamos territorio a la fauna salvaje y salimos adelante con las herramientas primitivas del principio. Ahora toca expandir nuestro pequeño reino e ir desarrollando tecnología que nos facilite este proceso. Desafortunadamente nuestro principal enemigo en esta etapa son los menús del juego.

Ragnorium no destaca por su diseño de interfaz, la cual puede ser más que enredada y a pesar de que el tutorial trata de ser lo más claro posible conforme avance el juego nos iremos inundando con alertas y notificaciones. El color y tamaño de los botones no ayuda ya que no son fáciles de echarles un vistazo rápido y son tantos que de pronto estorban a la hora de querer ver qué se encuentran haciendo nuestros pequeños personajes.

Calificación: 7.0

Ragnorium sin duda es una propuesta atrevida, arriesgada e interesante. Pero también es un título al que le hace falta pulir muchos aspectos, quizá salió un poco prematuramente de Early Access pero si se le da el seguimiento adecuado logre superar sus baches. De igual forma, si eres fan del género y buscas una propuesta que salga de lo convencional, este juego podría ser para ti.

Ragnorium es un título desarrollado por Vitali Kirpu y distribuido por Devolver Digital para PC. La versión usada para esta reseña fue proporcionada por el distribuidor.