En México, un obstáculo a sus operaciones han sido las relaciones laborales, pues aproximadamente el 75 por ciento de los trabajadores mexicanos están sindicalizados

Los ingresos de Southern Copper Corporation, subsidiaria de Grupo México, provienen principalmente de operaciones en Perú y México.

Como la empresa menciona en su reporte anual, trabajar en estos países conlleva riesgos sobre las condiciones económicas y políticas locales, así como las regulaciones gubernamentales y las relaciones laborales.

Lo último quizá refiriéndose al caso peruano, en donde mantuvieron negociaciones sobre un nuevo impuesto.

En México, un obstáculo a sus operaciones han sido las relaciones laborales, pues aproximadamente el 75 por ciento de los trabajadores mexicanos están sindicalizados.

Un ejemplo de esto es la mina Buenavista del Cobre, antes conocida como Cananea, en donde laboran actualmente 2 mil 100 trabajadores, y que ha experimentado en años recientes varios paros laborales.

La mina volvió a la actividad el año pasado después de tres años de cierre por una huelga ilegal ordenada por Napoleón Gómez Urrutia, el dirigente minero actualmente autoexiliado en Vancouver, Canadá, como chantaje para evitar las acciones judiciales en su contra por el desfalco al Sindicato Nacional de Mineros por 55 millones de dólares.

Tras superar las paralizaciones laborales que ocasionaron la depresión de su economía durante el 2010, Ia empresa se comprometió con el gobierno estatal y federal a realizar una serie de obras en distintos rubros, con Ia finalidad de contribuir a Ia mejora de Ia ciudad, Ia sustentabilidad de Ia comunidad y al reforzamiento de Ia actual relación de Ia empresa con sus habitantes.

En consecuencia se creó la iniciativa “Participemos por Cananea”, que promueve la activación económica y fortalecimiento de Ia población local.

El programa consiste en inversiones que impulsó el desarrollo económico, para lo cual la empresa convocó la participación de los proveedores locales.

En paralelo, se creó un comité comunitario representativo de Ia sociedad, responsable de vigilar el proceso y su transparencia.

Entre los beneficios del programa se enumera un centro comunitario y 35 proyectos de infraestructura educativa.

De acuerdo a la empresa, los beneficiarios del proyecto suman 13 mil 397 personas. La población total de Cananea es de 33 mil habitantes.

Además, la compañía hace notar que los empleados en las unidades Mexcobre y Buenavista residen en campamentos con vivienda, mantenimiento y servicios públicos a un costo mínimo.

Estos campamentos cuentan en algunos casos con iglesias, clubes sociales, bancos y otros servicios.