120%
es el crecimiento anual, 
desde el 2003, del mercado chino de comercio por Internet
Las predicciones de los analistas indican que para el 2020 el mercado de comercio en línea en China será mayor a la combinación de los existentes en Estados Unidos, Reino Unido, Japón, Alemania y Francia
http://www.youtube.com/watch?v=pjd3LqD3WR0

En el mundo del comercio electrónico, ahora no es Amazon ni eBay quien está en boca de todos. El tamaño del e-commerce chino está en camino de superar al estadounidense, y un gigante domina el mercado de forma indiscutible.

En el 2012, el conglomerado chino Grupo Alibaba, tan sólo a través de dos de sus sitios, Tmall y Taobao, procesó 170 mil millones de dólares en transacciones. Este volumen de mercancía quiere decir que más bienes pasaron a través de los sitios de Alibaba que los que pasaron por eBay y Amazon combinados.

Además, Alibaba ha invitado recientemente a la especulación de analistas y corredores de bolsa al estudiar la idea de realizar una oferta pública inicial (OPI) en Hong Kong, que podría estimar el valor de la compañía en hasta 100 mil millones de dólares.

Historia de éxito

Grupo Alibaba, establecido en Hangzhou, una capital provincial del este de China, nació en 1999 como una compañía de comercio interempresarial. Operando el sitio Alibaba.com, la empresa buscaba conectar a manufacturadoras chinas con compradores extranjeros.

La compañía, que inicialmente operaba desde el departamento de su fundador, Jack Ma, creció velozmente. Hoy, Alibaba cuenta con 24 mil empleados distribuidos en 25 unidades estratégicas distintas.

Por su parte, Jack Ma, quien solía trabajar como profesor de inglés, dejó el puesto de director ejecutivo del grupo en manos de Jonathan Lu en enero de este año, pero se mantiene como presidente de la mesa directiva del conglomerado.

Grupo Alibaba opera actualmente 10 sitios de Internet distintos; algunos de ellos ofrecen servicios que complementan las plataformas de comercio electrónico con las que el grupo construyó su fortuna. 

Su sitio insignia, Alibaba.com, sigue siendo un mercado internacional donde las empresas pueden comerciar y encontrar compradores para su mercancía. 

El sitio contiene otras dos plataformas que atienden necesidades diferentes: 1688.com, para el comercio doméstico en China, y AliExpress.com, donde los compradores más pequeños pueden adquirir mercancía a precios de mayoreo. Según datos de la compañía, los tres sitios combinados cuentan con aproximadamente 118 millones de usuarios.

Para el área del comercio a consumidores, Alibaba utiliza a Taobao.com y a Tmall.com. Taobao funciona de forma similar a eBay, con ofertas y transacciones entre consumidores, mientras que Tmall se desempeña como una plataforma que conecta a empresas y sus productos con consumidores (de forma similar a Amazon). 

Para los servicios complementarios, la compañía usa cuatro sitios diferentes: Juhuasuan.com, para descuentos por compras grupales (similar a Groupon), Alipay.com, para pagos y transacciones (similar a Paypal), eTao.com, un buscador de productos y promociones, y Aliyun.com, que ofrece servicios de almacenamiento y procesamiento de información en la nube.

¿Oferta pública 
en el horizonte?

Mientras que el Grupo Alibaba ha dicho que cotizar en la bolsa no está en su calendario inmediato, los analistas esperan que la compañía haga una oferta pública inicial este año o el próximo. 

El dinero reunido mediante la OPV podría ser utilizado para comprar las acciones de Alibaba.com, que se volvió pública en el 2007, que se encuentran en manos de Yahoo!, ya que la relación entre ambas compañías no siempre ha sido cómoda.

Aunque la OPI todavía no es segura, la especulación aumenta día con día, tal y como sucedió con la OPV realizada por Facebook en el 2012. Y con un incremento proyectado del 59 por ciento en los ingresos de la compañía para este año, algunos analistas estiman que Alibaba podría ser valuada en hasta 100 mil millones de dólares. 

Sin embargo, es probable que la compañía busque evitar ser sobrevalorada y ver el precio de las acciones caer, como le ocurrió a Facebook. 

Bloomberg estima que una valoración más razonable sería de 62.5 mil millones de dólares, ó 84 veces el ingreso neto del año pasado.

En términos de crecimiento, The Economist estima que Grupo Alibaba podría convertirse en una de las compañías más valiosas del mundo, y crecer de forma sorprendentemente veloz. 

Las predicciones actuales indican que para el 2020 el mercado de comercio en línea en China será mayor a la combinación de los existentes en Estados Unidos, Reino Unido, Japón, Alemania y Francia.

Competencia occidental

El Grupo Alibaba se perfila, en palabras de Forbes, como un “monstruo” de las transacciones y publicidad en Internet, y se encuentra peligrosamente menospreciado por sus competidores e inversionistas norteamericanos. 

Con su operación de transacciones entre negocios y consumidores, Alibaba es un competidor directo de eBay y Amazon, que cuenta con la posibilidad de provocar ajustes en el mercado si se decidiera por la expansión fuera de China.

Entre sus ventajas competitivas, Alibaba cuenta con la más grande base de datos de consumidores chinos. Ninguna otra empresa conoce más acerca de los hábitos de consumo de la clase media china, su historial crediticio y el contacto que tienen con millones de vendedores. Este tipo de información ha llevado a la empresa a expandirse a otros mercados, como el préstamo de microcréditos a pequeñas empresas.

A pesar de la consolidación de la compañía en China, Jack Ma ha declarado que la empresa no se encuentra todavía en condiciones para enfrentar a la competencia global, por lo que no tiene prisa para salir al mercado exterior.

Por su parte, Amazon continúa su incursión en China con la venta del Kindle, su lector de libros electrónicos, y la apertura de una tienda de aplicaciones para dispositivos Android, con lo que busca tener un impacto en el comercio de libros electrónicos, un mercado que se espera alcance un valor de más de mil millones de dólares en China para el 2014.

Además ha comenzado a diversificar sus productos con la elaboración de series de televisión originales mediante un servicio similar al de Netflix. Todo parece indicar que los gigantes de Asia y América se están preparando para una lucha por el dominio del comercio electrónico, el mercado de mayor crecimiento en el mundo.