60

millones de dólares el monto total aproximado de intereses que ICA no ha pagado desde diciembre del 2015


A pesar de la cálida recepción otorgada por los mercados a la noticia de su reducción de deuda, ICA aún no deja atrás a sus problemas

Empresas ICA, la mayor constructora de México, no ha registrado ganancias desde el 2013 y lleva meses sin poder sacudir los miedos de sus inversionistas y accionistas, a quienes preocupa su pesada carga de deuda y la caída en sus  ingresos.

Pero el pasado viernes ICA vivió un carnaval en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), ya que el precio de sus acciones registró un incremento de más de 30 por ciento al cierre de la jornada, colocándose en 2.72 pesos por título.

El repunte se dio después de que la empresa reportó que durante el primer trimestre del año logró una reducción de 8 por ciento en su deuda consolidada, es decir un monto de más de 5.1 mil millones de pesos, contra lo registrado al cierre del 2015.

Con esto el total de la deuda consolidada de ICA al cierre del primer trimestre del 2016 se colocó en casi 62.5 mil millones de pesos.

El alza fue tan veloz que al inicio de la jornada la BMV suspendió brevemente la cotización de las acciones de ICA. Posterior al anuncio la ganancia llegó hasta 32 por ciento, aunque en el transcurso del día ésta descendió a 30.14 por ciento.

Sin embargo, a pesar de la cálida recepción otorgada por los mercados a la noticia de su reducción de deuda, ICA aún no deja atrás a sus problemas. Los ingresos de la empresa siguen cayendo, el pago de los intereses sobre su deuda no se ha realizado desde diciembre, y aún no hay claridad sobre el proceso de reestructuración de sus pasivos.

Malos cimientos

El mismo reporte de ICA que destacó la reducción en su deuda mostró que sus ingresos durante el primer trimestre del año cayeron 36 por ciento al compararlos con el mismo periodo del 2015.

El factor más fuerte en este declive es la reducción que ha sufrido el gasto público en este año, ya que los proyectos de infraestructura representan una fuente importante de ingresos para ICA.

Esto a su vez ha deteriorado la liquidez de la empresa, impidiéndole pagar los intereses de su deuda. Desde diciembre del año pasado hasta la fecha, ICA acumula alrededor de 60 millones de dólares en impago de intereses.

Otra situación desfavorable para ICA es la depreciación que ha sufrido el peso, pues el 45 por ciento de la deuda de la empresa está denominada en monedas extranjeras (principalmente dólares). Como resultado, un declive en el valor del peso vuelve más pesada la carga de deuda de la empresa.

La corredora de bolsa Grupo Bursátil Mexicano (GBM) dijo en un reporte acerca de ICA que aún no es claro cómo procederá la reestructuración de deuda de la empresa. La compañía sólo ha dicho que continúa trabajando con sus asesores para presentarle un plan a sus acreedores.

Sin embargo, fuentes familiarizadas con el proceso señalaron a Reuters que en caso de que los planes de reestructuración de ICA fracasen, la empresa ya tiene preparada una solicitud de concurso mercantil.