La actividad económica en México sufrió una caída histórica de 22.7 por ciento en mayo, frente al mismo mes del 2019.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la baja en el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) durante mayo –el segundo mes en el que se aplicaron con mayor rigor las medidas de confinamiento para contener el COVID-19– es la peor desde que se tiene registro (1994),

El retroceso del Indicador fue causado por las caídas anuales de 30.7 por ciento de las actividades secundarias (minería, construcción, manufacturas) y de 20.3 por ciento de las terciarias (comercio y servicios).

Y aunque se registró un aumento en las actividades primarias (agricultura, pesca, ganadería), el retroceso no pudo ser compensando.

El IGAE mostró una disminución de 2.6 por ciento en el quinto mes de 2020. con relación al mes inmediato anterior, desde la perspectiva mensual y con base en cifras ajustadas por estacionalidad.

INFLANCIÓN EN MÉXICO

Durante la primera quincena de julio, la inflación se ubicó en 3.59 por ciento, de acuerdo con el Inegi.

La variación en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) –según el Instituto– representó su mayor nivel desde la primera quincena de marzo de este año, cuando llegó a 3.71 por ciento.

TAMBIÉN PUEDES LEER. INFLACIÓN LLEGA A 3.59% EN LA PRIMERA QUINCENA DE JULIO