2-3
días duran las juntas anuales de la agrupación
Al Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, acudieron este año 
2 mil 630 personas, mientras que en el selecto Foro Bilderberg solo habrá 138 invitados 
http://www.youtube.com/watch?v=QI4OfA8mGYI

Si tienes que preguntar, probablemente es porque no fuiste invitado. Ese parece ser el mensaje que se asocia, año tras año, con el foro organizado por el Grupo Bilderberg. 

El foro anual, fuente perenne de rumores y teorías de conspiración, reúne a algunos de los líderes (políticos, mediáticos, industriales, etc.) más poderosos del mundo en un solo lugar para discutir temas de relevancia como “el futuro de la democracia en el mundo desarrollado” y “los roles y responsabilidades de las economías emergentes”.

Para sus críticos, sin embargo, el foro es algo siniestro y con la intención, dependiendo de a quién se pregunte, de imponer el dominio del capitalismo o de crear un gobierno mundial con una economía planificada. 

Y aunque se sospecha de la opacidad y secrecía con que la reunión se lleva a cabo, son precisamente estas características las que la vuelven tan atractiva para sus poderosos invitados. 

En un mundo donde quien sea que esté dispuesto a pagar su entrada puede asistir al Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, o al Foro de Boao en Hainan, China, el foro Bilderberg provee un espacio para discutir de forma privada los temas y tendencias globales propuestos por el Grupo Bilderberg. 

Como referencia de la exclusividad del evento, 2 mil 630 personas acudieron a Davos este año, mientras que sólo 138 invitados asistirán a esta edición del Foro Bilderberg.

En un comunicado de prensa publicado por los organizadores del evento el lunes, destaca el siguiente mensaje: “Gracias a la naturaleza privada de la conferencia, los participantes no están atados por las convenciones de su puesto o por posturas preestablecidas. Por lo tanto, pueden tomarse el tiempo de escuchar, reflexionar y reunir ideas. No hay una agenda detallada, no se proponen resoluciones, no se toman votos y no se pronuncian declaraciones políticas”.

Este año, el foro tendrá lugar el 8 y 9 de junio en el Grove Hotel, en Watford, un poblado cercano a Londres. The Guardian apunta que de los 138 asistentes, descritos en un comunicado de prensa como “un grupo diverso de líderes políticos y expertos de industria”, sólo 14 son mujeres, con una amplia mayoría de hombres blancos entre los invitados. 

Un origen pro EU

La primera reunión del Grupo Bilderberg se realizó en 1954 en el Hotel de Bilderberg, de donde obtuvo su nombre, en Oosterbeek, Holanda. 

La idea inicial era albergar en un solo lugar a líderes de Norteamérica y Europa occidental para contrarrestar sentimientos antiestadounidenses en Europa. La visión atlántica del grupo proponía un espacio para fomentar la cooperación entre Estados Unidos y Europa occidental en temas políticos, económicos y militares.

Desde entonces, un comité directivo vuelve a convocar anualmente entre 100 y 150 personas prominentes de Estados Unidos y Europa que se reúnen para tratar distintos temas de actualidad. 

Las discusiones informales del grupo se llevan a cabo durante dos a tres días y se enfocan sobre temas de economía, política internacional y  educación, entre otros.

A pesar de que las reuniones guardan el mayor secreto posible, un comunicado que el Grupo entrega a interesados establece algunos de los temas que han sido discutidos en el pasado. En 1988, justo antes de la caída del Muro de Berlín, uno de los temas fue “la revisión del problema en Alemania”. Para el 2007 se trató la unificación del nuevo orden mundial y un año después el terrorismo cibernético.

Las opacidad y secrecía de las reuniones, el poder económico y político de sus participantes y la relevancia de los temas que discuten convierten al Grupo Bilderberg en un blanco perfecto para los creadores de teorías de conspiración. 

Sin embargo, al Grupo no parece importarle los rumores generados, ya que una simple foto del lugar de reunión ha llevado a periodistas a la cárcel.

Vistazo para este año

El misterio que rodea a Bilderberg se debe en parte a que no cuentan con alguna oficina central, ni teléfono o punto de contacto para solicitar informes. 

La única manera de contactarlos es ser buscado por ellos primero. Además, ninguno de los miembros está dispuesto a  compartir información, así que lo único que queda por hacer para los no invitados es especular.

Sin embargo, gracias a la recientemente creada página oficial del Grupo, el público puede consultar la lista de invitados y la agenda tentativa para el foro de este año.

Entre los temas que el Grupo Bilderberg ha planteado para discusión este año se encuentran las políticas de la Unión Europea, la política exterior de los Estados Unidos y la guerra cibernética, entre otros. La lista de temas incluye entre las opciones “asuntos de actualidad”, una frase vaga y consistente con la reputación de opacidad del grupo.

De los 138 invitados, 35 son políticos, 29 provienen del mundo de las finanzas y 12 del mundo de los medios de comunicación.  

El resto está compuesto por académicos de renombre, capitanes de industria y expertos en diversas áreas. Geográficamente, 41 de los asistentes son norteamericanos, y el resto son europeos, que por definición del evento incluye a Turquía, que cuenta con 6 invitados.

Algunos de los invitados más notables son: Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional; Klaus Kleinfeld, director ejecutivo y presidente de la mesa directiva de Alcoa; Tim Geithner, exsecretario del Tesoro de los Estados Unidos; Mario Monti, exprimer ministro de Italia; Peter Thiel, fundador de Thiel Capital, y Peter Sutherland, presidente de la mesa directiva de Goldman Sachs.

Por parte de medios de comunicación, entre los invitados se encuentran John Micklethwait, editor en jefe de The Economist; Donald Graham, director ejecutivo del Washington Post Co.; Martin Wolf, columnista del Financial Times, y Juan Luis Cebrián, presidente de la mesa directiva de Grupo Prisa. 

Invitados de honor

Estos son algunos de los personajes que se espera asistan a la reunión más selecta del mundo

>José Manuel 
Durão Barroso
Presidente de la Comisión Europea 
y primer ministro 
de Portugal del 2002 
al 2004

>Mark Rutte
Primer ministro 
de los Países Bajos

>Timothy Geithner
Secretario del Tesoro de EU durante 
el primer mandato
de Barack Obama

>Eric Schmidt
Director ejecutivo 
de Google

>Douglas Flint
Presidente 
del Consejo 
del banco HSBC

>Michael J. Evans
Vicepresidente 
de Goldman Sachs

>Tom Enders
Director ejecutivo de EADS, una de las empresas de defensa y armas más grandes del mundo