2,800

millones de dólares el precio máximo que Tesla estaría dispuesta a pagar por SolarCity, según los términos de su propuesta


“(Tiene) poco de sinergia (y) mucho de despilfarrar dinero, con perspectivas inciertas de crecimiento”

Brian Johnson

Analista de Barclays


“(Con esta transacción) existe el potencial para que Tesla se convierta en una compañía con una capitalización de mercado de un billón de dólares” 

Elon Musk

Presidente y director
ejecutivo de Tesla Motors

Tesla Motors, la empresa de vehículos eléctricos presidida y dirigida por el magnate Elon Musk, planea adquirir a la fabricante de páneles solares SolarCity a un precio de hasta 2 mil 800 millones de dólares.

Musk, quien es uno de los principales accionistas de ambas empresas, ha dicho que se trata de una decisión “obvia” que beneficiará a ambas empresas mediante sinergias y reducciones significativas de costos.

“Como una empresa combinada de automóviles y de almacenamiento y generación de energía, existe el potencial para que Tesla se convierta en una compañía con una capitalización de mercado de un billón de dólares”, dijo Musk ayer durante una teleconferencia con analistas.

Sin embargo, los inversionistas de Tesla no han recibido bien la noticia, castigando severamente el precio de sus acciones. Al cierre de la jornada de ayer, sus títulos registraron un desplome de más de 10 por ciento desde que se anunció la propuesta de compra, después de caer hasta 14 por ciento durante la tarde del martes.

El precio de las acciones de SolarCity, por otro lado, registró un incremento de más de 3 por ciento ayer, tras haberse disparado en hasta 24 por ciento al revelarse la noticia. Sin embargo, en señal de escepticismo ante la propuesta, el precio de alrededor de 22 dólares por título al cual se cotizan está significativamente por debajo del contemplado en los planes de Tesla, el cual es de entre 26.5 y 28.5 dólares por acción.

Poca sinergia

Reuters reporta que Brian Johnson, analista accionario en el banco Barclays, indicó a sus clientes en una nota que la fusión propuesta tiene “poco de sinergia (y) mucho de despilfarrar dinero, con perspectivas inciertas de crecimiento”.

SolarCity usualmente registra pérdidas en sus reportes trimestrales, tiene más de 6 mil millones de dólares en pasivos, y el precio de sus acciones registra una caída de más de 50 por ciento en lo que va del año.

“Es incluso más evidente que Tesla requerirá recaudaciones adicionales de dinero” para continuar con sus planes de ampliación de producción de autos y baterías, agregó Johnson.

Bloomberg reporta que Colin Rusch, analista en Oppenheimer & Co., dijo en una nota que “los inversionistas probablemente verán esta transacción como un rescate para (SolarCity) y una distracción de los propios obstáculos de producción de Tesla”.

Algo que no ayuda a contrarrestar esta perspectiva es la vinculación ya existente entre ambas empresas.

Musk tiene una participación accionaria de 19 por ciento en Tesla y de 22 por ciento en SolarCity, y participa en los consejos administrativos de ambas empresas. El magnate además es primo de los cofundadores de SolarCity, Lyndon Rive y su hermano Peter, quienes participan en la empresa como director ejecutivo y director tecnológico respectivamente.