26,200

millones de dólares pagará Microsoft para poder adquirir a LinkedIn; su mayor adquisición en la historia y una de las fusiones más grandes en la industria tecnológica


“Éste es el siguiente paso lógico por tomar. Creemos que podemos acelerar las cosas al hacer de LinkedIn el tejido social para todo Office” 

Satya Nadella

Director ejecutivo de Microsoft

Microsoft anunció ayer que pagará 26.2 mil millones de dólares en efectivo para comprar a la red social profesional LinkedIn, llevando a cabo la mayor adquisición en la historia de la empresa y una de las mayores fusiones en la industria tecnológica en la historia.

La operación valúa a LinkedIn en 196 dólares por acción, otorgándole una prima de 49.5 por ciento por encima del precio con el que cerró la jornada del viernes.

“Esto se trata de la reunión entre la empresa líder de nube (de software) profesional líder y la empresa líder de redes sociales profesionales”, dijo Satya Nadella, director ejecutivo de Microsoft, en entrevista con Bloomberg.

“Éste es el siguiente paso lógico por tomar. Creemos que podemos acelerar las cosas al hacer de LinkedIn el tejido social para todo Office”, agregó Nadella.

Esta visión, la cual coloca a LinkedIn al centro de la red de productos y servicios que son propiedad de Microsoft como Office y Skype, es el más reciente paso tomado por la empresa para diversificarse y enfocar sus operaciones en clientes empresariales en busca de soluciones en la nube en lugar de su antigua base de consumidores independientes.

El precio de las acciones de LinkedIn, que hasta el viernes registraba un descenso de 42 por ciento en el transcurso del 2016, dio un salto de hasta 48 por ciento durante la mañana de ayer, su mayor incremento desde el 2011. El avance se mantuvo en 46.6 por ciento para el cierre de la jornada.

¿Sigue Twitter?

La adquisición de LinkedIn avivó las expectativas de que otra empresa pronto podrá ponerse a la venta: Twitter.

La emproblemada red social ha tenido un año difícil, con analistas preocupados acerca de sus prospectos de crecimiento y el precio de sus acciones registrando una caída de alrededor de 40 por ciento en lo que va del 2016.

Pero ayer las acciones de Twitter dieron un salto de hasta 9.1 por ciento durante las primeras horas de la jornada, cerrando el día con un avance de más de 4 por ciento.

Previo a la noticia de LinkedIn, el banco Goldman Sachs publicó una nota la semana pasada en la cual asignó una probabilidad de 15 a 30 por ciento a que Twitter sea parte de una adquisición o fusión en los próximos 12 meses.

Sin embargo es probable que Microsoft no sea quien compre a Twitter, por lo menos no en el corto plazo. Esto debido a que la compra de LinkedIn, financiada con deuda, ya levantó la atención de la calificadora crediticia Moody’s Investors Service.

Tras la revelación de la noticia, Moody’s informó que pondrá la calificación de Microsoft bajo revisión con una perspectiva negativa, ya que la compra incrementará la deuda bruta de la empresa a un nivel equivalente a dos veces sus ingresos antes del pago de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones. Esto rebasa el nivel de 1.5 veces que Moody’s había indicado presionaría la calificación de Microsoft.