90%

la recuperación aproximada que han registrado los precios petroleros desde mediados de febrero hasta la fecha


La especulación por menores precios se ha reducido, pero los productores han incrementado su contratación de coberturas contra la volatilidad

Los precios petroleros ya rebasaron la barrera de los 50 dólares por barril por primera vez en el 2016, alimentando perspectivas alentadoras acerca de la recuperación de este energético tras el colapso de más de 50 por ciento que sufre desde mediados del 2014.

Tras tocar su punto más bajo en 12 años durante febrero, los precios petroleros se han incrementado casi 90 por ciento hasta la fecha gracias a un declive en la producción estadounidense y a problemas en la cadena de suministro en lugares como Canadá, Nigeria y Libia.

Bloomberg reporta que el consenso de analistas, en lugares desde la Agencia Internacional de Energía hasta Goldman Sachs, ahora prevé que los precios petroleros promedio del 2016 serán significativamente más altos que lo previamente estimado.

Esta recuperación está disipando el pesimismo en los mercados, reduciendo la especulación que prevé menores precios en el futuro.

Los futuros en la Bolsa Mercantil de Nueva York muestran que las apuestas financieras a favor de menores precios se encuentran en su punto más bajo en 11 meses, y éstas se han ido reduciendo a medida que se presentan más señales de que la sobreoferta global está balanceándose.

Sin embargo las empresas de extracción y correduría energética aún no pueden bajar la guardia, ya que los mismos mercados muestran señas de que aún existe incertidumbre.

Cubriendo riesgos

Aunque la especulación a favor de menores precios se ha reducido en las últimas semanas, los productores y especuladores energéticos han incrementado su contratación de opciones de venta para protegerse ante cualquier incremento en la volatilidad.

Las opciones son productos financieros que le otorgan a quienes los contratan el derecho (mas no la obligación) de comprar o vender un producto a un cierto precio pactado de antemano.

Reuters reporta que la contratación de opciones de venta a precios significativamente menores a los actuales -es decir, contratos que no generarían ganancias a menos que los precios cayeran aún por debajo de estos niveles- muestra un incremento considerable en su volatilidad implícita.

Esto muestra señales de que aún existen nervios en los mercados respecto al actual rally.

Por un lado, los productores quieren asegurar precios cercanos a los que requieren para seguir generando ganancias, mientras que por el otro los especuladores buscan protegerse en caso de que la recuperación de precios se borre.

En parte esto quizá responde a que algunos de los factores de disrupción en la oferta petrolera global, como los incendios forestales en Alberta, Canadá, podrían resultar transitorios. Si la producción de crudo vuelve a acelerarse, la sobreoferta podría fortalecerse y hundir los precios en consecuencia.