Starbucks finalmente conquistó la tierra del café. Aunque desde su fundación en 1971 la cadena estadounidense ha abierto más de 5 mil 500 cafeterías alrededor del mundo, el país cafetalero había sido terreno delicado.

La primera sucursal que le hará competencia al popular café colombiano Juan Valdez fue inaugurada ayer en Bogotá.

El local de tres pisos es el primero de los 50 que la firma de Seattle planea abrir en Colombia en los próximos cinco años, según adelantó Howard Schultz, presidente de Starbucks. 

Su competencia directa, la cadena Juan Valdez, cuenta con 200 tiendas en el país y se ha popularizado entre los colombianos no solo por la calidad de sus productos, sino por su apoyo a los trabajadores de los cafetales.

Sin embargo, la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, dueña de Juan Valdez, dijo a The Associated Press que ve con buenos ojos la llegada de Starbucks, pues considera que impulsará el mercado de café gourmet, sin importar que las ventas en sus tiendas bajen.

“Siempre quisimos venir a Colombia, siempre quisimos terminar el círculo de esta historia de 40 años que tuvimos con los caficultores colombianos”, dijo Schultz durante la inauguración. 

Agregó que, en honor a la tradición colombiana, la nueva sucursal será la única del mundo que servirá exclusivamente café nacional.