26.7%

el repunte que los precios petroleros han registrado en lo que va del año


“No veo al mercado rugiendo más adelante. Tenemos mucho petróleo en el sistema y tomará tiempo considerable deshacerse de él” 

Ian Taylor

Director ejecutivo de Vitol Group

Tras una espectacular caída que recortó los precios del crudo en más de la mitad en los últimos dos años y los presionó hasta su nivel más bajo en 12 años, el mercado petrolero ha estado experimentando un rally significativo.

Durante la primera mitad del del 2016, el precio de referencia internacional del crudo, el Brent, ha dado un repunte de casi 27 por ciento a medida que el mercado ha procesado los recortes de producción registrados en países como Estados Unidos y las disrupciones de suministro en lugares como Libia, Nigeria y Canadá.

Pero ahora Vitol Group, la mayor corredora energética del mundo, advierte que el rally no tiene mucho espacio para seguir creciendo en el próximo año y medio, ya que el crecimiento de la demanda se desacelerará y tomará tiempo deshacerse de los inventarios acumulados.

“No veo al mercado rugiendo más adelante. Tenemos mucho petróleo en el sistema y tomará tiempo considerable deshacerse de él”, dijo Ian Taylor, director ejecutivo de Vitol, en entrevista con Bloomberg. Taylor indica que el nivel de precios del último mes, rondando los 50 dólares por barril, probablemente se mantendrá hasta el final del año, con un alza a 60 dólares por barril para finales del 2017.

El pronóstico pesimista de Vitol coincide con el del banco Goldman Sachs. Ambas firmas comparan el actual colapso y estancamiento con la situación vivida entre 1986 y 1999, cuando la industria vivió un declive prolongado.

Para Taylor la actual situación no debe compararse con la veloz y espectacular recuperación de precios observada posterior a la crisis del 2008, ya que el levantamiento del primer semestre del 2016 se vio impulsado por factores únicos que no se repetirán en el futuro.

El peso del shale

Además de una demanda desacelerada y una oferta abundante que aún no logra reducirse por completo, la sostenibilidad del actual rally petrolero enfrenta la misma amenaza que alimentó el colapso del 2014 en primer lugar: la producción shale de Estados Unidos.

El banco Morgan Stanley reporta que el alza de precios a niveles cercanos a los 50 dólares por barril está impulsando alzas de producción en los campos más lucrativos de los productores shale estadounidenses.

Adam Longson, estratega de commodities en Morgan Stanley, advierte que esto pone en riesgo el actual nivel de precios, y podría obligar a los analistas a revisar hacia abajo sus pronósticos para el resto del año.

Entre los factores más preocupantes se encuentra la velocidad de reacción de la industria shale, ya que los precios más altos atraen inversiones y desatan mayor producción de forma veloz, ahogando cualquier recuperación potencial.