"La división de clases en Venezuela es un mecanismo de estabilidad del Gobierno"
Alejandro TrellesEspecialista en ciencias políticasDemocracia en riesgo

Han pasado más de cinco semanas de conflicto en Venezuela. 

Se sabe que los estudiantes están en las calles para exigir, en conjunto con los demás ciudadanos opositores, un cambio en la administración del Gobierno como consecuencia de la escasez, la inseguridad, la crisis económica y una apertura democrática. 

También se sabe que el Gobierno ha enviado a los militares a la calle para mantener el orden, lo que de alguna manera ha arrojado cifras de heridos, muertos y arrestados. 

Pero la salida al conflicto no está cerca. Los opositores no quieren suspender las manifestaciones ni el Gobierno cesar los intentos de suspenderlas. 

La única opción a un nuevo presidente en Venezuela, antes de las elecciones del 2019, puede ser un autogolpe. 

“El peor escenario que puede pasar en Venezuela es un golpe de Estado. Y cuando hablo de golpe de Estado me refiero a uno interno (…). En el momento en que algún general chavista que esté en Gobierno o esté en retiro, agrupe el alto mando militar y tomen esa decisión le pueden dar internamente desde el chavismo un golpe de Estado a Maduro y asumir una dictadura militar del país”, aseveró a Reporte Indigo el especialista en política pública, Juan Carlos Centeno. 

Esta misma preocupación la externó el líder opositor venezolano, Henrique Capriles Radonski, tras la aprehensión de dos alcaldes el pasado 19 de marzo. 

“Lo hemos dicho: los civiles no damos golpes de Estado. ¡Cuidado con un autogolpe!”, publicó en su cuenta de Twitter el gobernador del estado Miranda. 

“Con la detención fascista del alcalde de San Cristóbal, Daniel Ceballos, Nicolás tomó la decisión de aumentar el conflicto en Táchira y Venezuela”, agregó. 

Detrás de Maduro, los militares

En caso de que este posible escenario se torne realidad, expertos y líderes opositores sugieren que el liderazgo lo tomaría Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional. 

“Si eso pasa ahí, la carta democrática de la OEA y todas las organizaciones internacionales van a tener que tratar como un problema de orden internacional la situación venezolana… ahí se va a poner peor”, indicó el sociólogo venezolano, Juan Carlos Centeno.

Pero este escenario, aunque muy remoto, ha ocasionado incertidumbre debido al escaso liderazgo en el chavismo. 

“Después de la muerte de Hugo Chávez queda un gran vacío de liderazgo que es cubierto por el que estaba disponible, que en este caso fue Nicolás Maduro, dentro de un marco de legalidad. Pero lo cierto es que ese gran vacío no ha podido ser llenado”, afirmó en entrevista con Reporte Indigo el experto en ciencias políticas, Alejandro Trelles. 

Y esto es lo que ha arrastrado a las conclusiones sobre el posible golpe de Estado de los militares chavistas a Maduro. 

“Hay mucha incertidumbre en la estructura, organización y posiciones dentro del grupo militar. (Pero no se sabe por lo que) es muy difícil saber si puede haber condiciones para que haya un golpe dentro de los mismos sectores del chavismo”, dijo Trelles. 

“Después del golpe de Estado del 2002 hacia el presidente Chávez hubo una reorganización de los militares para garantizar que eso no volviese a ocurrir”, añadió. 

La otra salida a la situación es un “sistema de rotación”, similar al del PRI en su fundación en 1929, asegura el especialista. Para no perder el liderazgo del poder, y para no dar un golpe de Estado que puede repetirse por cualquier militar en algunos años, “la única apuesta es generar mecanismos dentro del mismo chavismo que permitan darle continuidad a su permanencia al poder”. 

El chavismo debe hacer malabares con los posibles escenarios y debe actuar de manera muy cautelosa si quiere perpetuarse en el poder.

El escenario con Diosdado

Este es un posible, e hipotético, atentado al poder de Nicolás Maduro. Pero si el militar y presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, toma la batuta para sacar del poder a Nicolás Maduro, sin importar las razones, el escenario ante el resto del mundo se tornaría oscuro. 

“Se vería rechazado por la comunidad internacional. La izquierda del chavismo perdería legitimidad como un movimiento democrático que es como se han tratado de posicionar desde un inicio, desde Chávez que se mantuvo ahí a través del voto”, expresó el politólogo Trelles.  

La legitimidad del país a nivel internacional se vería mermada por este eventual golpe.

Democracia en riesgo

La democracia está en riesgo, en el mediano plazo, por muchos factores ajenos a los problemas internos del chavismo. 

>  Inequidad entre los distintos actores políticos para acceder al espacio público

>  Falta de libertad de expresión y acceso a medios de comunicación 

>  Por entender que la democracia es un juego donde se cree que se gana o se pierde todo 

>  Falta de tolerancia de parte de los grupos políticos para reconocer al otro como igual  

“No veo una salida electoral para que haya una alternancia en Venezuela dadas las condiciones actuales. Gana o gana el chavismo”, aseveró Trelles.