La policía de San Petersburgo detuvo ayer brevemente a manifestantes que defendían el derecho de las personas homosexuales durante una protesta efectuada en el Día de las Fuerzas Aerotransportadas Rusas.

Los activistas, que realizaron protestas individuales en la plaza frente al Museo de la Ermita, fueron agredidos por exmiembros de las Fuerzas Aerotransportadas Rusas, quienes les destruyeron sus pancartas. La policía retiró de inmediato a los activistas del lugar.

Homofobia oficial

Rusia ha sido blanco de críticas por no respetar los derechos de las personas homosexuales después de que aprobara una ley que prohíbe lo que vagamente define como “propaganda de relaciones sexuales no tradicionales” dirigida a los menores. (Fuente: AP)