La secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton fue dada de alta el miércoles del hospital de Nueva York donde se recupera de una trombosis cerebral.

El vocero de la funcionaria, Phillipe Reines, dijo que los médicos le dijeron a Clinton que su salud ha mejorado en todos los aspectos y que expresaron confianza en que se recuperará totalmente.

Reines agregó que Clinton está muy agradecida por la atención que recibió en el hospital Presbiteriano de Nueva York y que desea reanudar pronto sus actividades normales.

No se ha fijado fecha para que Clinton regrese a su oficina en Washington.

Antes de que fuera dada de alta, el Departamento de Estado informó que Clinton estuvo hablando con personal bajo su cargo y revisando documentos en el hospital. “Ha estado muy activa telefónicamente con todos nosotros”, dijo Victoria Nuland, vocera del Departamento de Estado.

Algunos médicos que no están involucrados en su atención creen improbable que tenga secuela alguna de largo plazo por la trombosis, pero aún falta por ver si podrá regresar a trabajar antes de que renuncie como secretaria de Estado. (Agencia AP)