36
fallecidos desde el inicio de las protestas el 12 de febrero
"El FIM hace un llamado a la Guardia Nacional para que se limite a cumplir con sus funciones (…) y cese en sus actividades ilegales de represión del orden público”
Comunicado del Frente Institucional Militar
https://www.youtube.com/watch?v=tuCc0o45n3Q

Guerra avisada no mata soldado. Como expertos advirtieron en Reporte Indigo, a Nicolás Maduro se le puede avecinar un golpe de Estado de mano de sus mismas filas chavistas. 

Incluso, el líder opositor Henrique Capriles lo sugirió por su cuenta de Twitter. “Lo hemos dicho: los civiles no damos golpes de Estado. ¡Cuidado con un autogolpe!”.

Este escenario, aunque podría ser el “peor” para la estabilidad del país, se acercó un paso más hacia el Gobierno de Maduro. 

El lunes pasado fueron arrestados tres generales por “conspirar para alzar la Fuerza Aérea venezolana” contra el Gobierno y llevar a cabo un golpe de Estado. 

El general de División Oswaldo Hernández Sánchez, y los generales de Brigada José Daniel Machillanda y Carlos Alberto Millán, pertenecientes a la aviación militar venezolana, fueron recluidos y trasladados a la División de Contrainteligencia Militar. 

“Si se comprobaran los grandes indicios (por parte de estos funcionarios) yo voy a aplicar la ley más severa para castigarlos a nombre de la moral de la (Fuerza Armada Nacional Bolivariana) FANB que quiere paz, democracia y ama el pueblo de Venezuela”, aseveró el presidente Nicolás Maduro en un discurso el pasado miércoles.

“Debemos estar preparados para seguir garantizando la paz en todo el país”, agregó. 

Sin embargo, el Frente Institucional Militar (FIM) señaló que en caso de que los generales sean presentados ante un Tribunal Militar para ser juzgados, “se estarían violando sus derechos constitucionales”, publicó ayer El Nacional.

“Es posible que los mencionados oficiales generales hayan manifestado su malestar y descontento por la manera de como se viene conduciendo la Fuerza Armada Nacional, de cómo se obliga a los militares a participar en actos de propaganda, militancia y proselitismo político, violando los artículos 328 y 330 de la Constitución”, indicó el documento presentado por el FIM.

“El FIM hace un llamado a la Guardia Nacional para que se limite a cumplir con sus funciones establecidas en los artículos 320, 328 y 329 de la Constitución Nacional y cese en sus actividades ilegales de represión del orden público”, añade. 

Muy sospechoso

“Pero el anuncio (…) fue recibido con mucha cautela entre oficiales venezolanos en condición de retiro, quienes admitieron que el momento escogido para realizarlo era sumamente curioso”, informó El Nuevo Herald el miércoles.

El diario estadounidense publicó las opiniones de quienes aseguran que el anuncio se trata de un golpe mediático.

“Para mí, más que un golpe de Estado, lo que tenemos aquí es un golpe mediático del régimen. Hay que tomar en cuenta del ‘cuando’ y del ‘donde’ hace el anuncio el señor Maduro. Lo hace valiéndose de la presencia de los cancilleres de la Unasur. De manera que esto parece tratarse de una maniobra mediática emprendida para buscar un mayor apoyo”, afirmó el exministro de Defensa venezolano, Vicente Luis Narváez.

“Todo esto es muy extraño. Primero porque Maduro lanzó la noticia sin dar detalles, lo cual llama la atención, pero también porque coincide con la visita de los cancilleres.

“En Venezuela, la Fuerza Aérea, por su propia cuenta, no puede dar un golpe de Estado. No tiene la organización, ni la estructura para hacerlo. Lo mismo puede decirse de la Marina y de la Guardia Nacional”, explicó Carlos Julio Peñaloza, excomandante del Ejército.

Incluso, fuentes anónimas plantearon a BBC Mundo la posibilidad de que este arresto fuera una acción “ejemplarizante” destinada a sofocar cualquier irregularidad dentro de la fuerza armada. 

“Aunque algunas de esas fuentes dijeron creer que no hay condiciones, ni ánimo entre los uniformados para dar un golpe y asumir la administración del Estado, reconocieron que la FANB es una ‘caja negra’ dentro de la cual es muy difícil saber a ciencia cierta qué es lo que pasa”, expresaron.

Y aunque el arresto se debata entre la veracidad y una escena más en la obra de Nicolás Maduro, el posible “autogolpe” de Estado representa una amenaza para el Gobierno venezolano que se suma a su lista de preocupaciones. 

Estudiantes tras las rejas

La cifra de los miles de estudiantes detenidos a raíz de las protestas sigue en aumento. Las acusaciones a estos también se debaten en una dualidad de hechos. Esta historia se ha repetido por seis semanas en las que el Estado ha apresado a alrededor de mil 900 estudiantes, a los que presuntamente se les ha inventado delitos para acallar las protestas. 

Incluso, cinco estudiantes detenidos el pasado lunes en el estado Bolívar son acusados de homicidio. Pero “la defensa alega la presunta siembra de evidencia de interés criminalístico”, publicó ayer el diario Correo del Caroní.

Estas detenciones han incrementado las manifestaciones de los ciudadanos quienes plasman en pancartas frases como: “Este Gobierno pretende que los estudiantes estén en la cárcel y los delincuentes en la calle”.