$70,000
millones de dólares ganancias del comercio de armas a nivel mundial al año
"La firma del Tratado da esperanzas a millones 
de víctimas afectadas por la violencia armada. 
El mensaje a los dictadores ya ha sido enviado: el momento 
de obtener armas de manera fácil terminó”
Anna MacdonaldMiembro de la organización internacional Oxfam
Hasta ayer, 67 países habían firmado el Tratado de Comercio de Armas, incluidos importantes productores como Gran Bretaña y Francia

No es casualidad que los principales países que se han negado a apoyar el Tratado de Comercio de Armas (ATT, por sus siglas en inglés) auspiciado por la Organización de las  Naciones Unidas son los mayores productores de armamento, sus más asiduos clientes, naciones sumergidas en guerra, gobiernos represivos y añejas dictaduras.

Pero, ¿en qué consiste el acuerdo y cuál es su objetivo principal? El ATT es un esfuerzo multilateral que busca la paz entre las naciones , iniciado por un grupo de ganadores del Nobel de la Paz, encabezados por el expresidente costarricense Óscar Arias.

Posteriormente, tras varios años en los que se introdujo como una resolución viable, logró ser adoptada el 2 de abril pasado, en el que es considerado uno de los días más memorables en la lucha por ejercer mayores controles en la industria armamentista y así detener la alimentación de conflictos bélicos en el mundo.

El objetivo del tratado es “establecer normas internacionales comunes lo más estrictas posibles para regular o mejorar la regulación del comercio internacional de armas convencionales”, de acuerdo al documento emitido por la ONU.

Además, busca prevenir y eliminar el tráfico ilícito de este tipo de elementos de guerra.

¿Qué tipo de armas son consideradas como “convencionales”? El máximo organismo supranacional adhiere en esta categoría a los carros de combate, vehículos blindados, sistemas de artillería de gran calibre, aeronaves de guerra, helicópteros y buques de ataque, misiles y lanzamisiles, aparte todo tipo de armas pequeñas y ligeras.

Para evitar vacíos legales, el ATT también tiene especificaciones en rubros como el control de exportación de municiones, de piezas y componentes. 

Asimismo se establece que ningún país pueda aplicar el acuerdo, una vez firmado, de manera discriminatoria.

Con esto, de igual forma, se busca terminar con el tráfico de armas encaminado a suministrar a grupos terroristas.

Ayer inició abiertamente la firma del tratado en la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York.

A partir de que cada Estado plasme su firma, el acuerdo entrará en vigor noventa días después.

Un total de 67 países ya han firmado el acuerdo, entre los que destacan México, Francia, Alemania, Italia, Japón, Corea del Sur, Gran Bretaña y Bélgica.

A destacar están varias naciones africanas con recientes conflictos armados en sus territorios como Costa de Marfil, Burundi y Mali. 

Los que no firmaron el tratado

Productores y clientes de las armas

En esta categoría están los países que se abstuvieron o votaron en contra del Tratado de Comercio de Armas de la ONU.

Rusia, el segundo productor de armas más grande del mundo, es uno de los abstencionistas al igual que sus principales clientes, India y China.

Ayer, el presidente ruso Vladimir Putin negó  las acusaciones de haber enviado al gobierno sirio un cargamento de misiles S-300. 

Putin declaró que dicho rumor se corrió debido a que existe un contrato establecido hace “muchos años” con el régimen del presidente de Siria Bashar al Assad, el cual “aún no se ha cumplido”.

No obstante, el creciente apoyo de Estados Unidos a los rebeldes en la guerra civil que se vive en el país de Medio Oriente incrementa las posibilidades de una intervención rusa.

El gobierno estadounidense, por su parte, dijo que firmaría el tratado. El secretario de Estado John Kerry salió a apaciguar la controversia y dijo que EU sí “contribuirá a los esfuerzos truncar el comercio ilícito de armas

No obstante, las palabras de Kerry solamente serán comprobables una vez que su país estampe la firma en el ATT, ya que su país es nada menos que el proveedor número uno de armamento en el mundo.

Los países en guerra

Un gran número de países en conflicto han desestimado el tratado de Naciones Unidas, principalmente para evitar que les corten de tajo las fuentes que les suministran las herramientas necesarias para seguir en la batalla.

Siria, junto con Corea del Norte e Irán, fueron los únicos tres países que votaron en contra de la resolución adoptada en abril del presente año.

La guerra civil siria inició en marzo de 2011 y acumula más de 70 mil muertos, de acuerdo a estimaciones de Naciones Unidas.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, reporta por lo menos un centenar de muertos a diario, víctimas del choque entre las fuerzas rebeldes y el gobierno de Bashar al Assad, cuya familia lleva más de 40 años en el poder.

Sudán, país que alberga una de las peores crisis humanitarias que se hayan conocido –la zona de Darfur– tampoco firmó el ATT.

Su presidente Omar al Bashir ha mostrado hostilidades contra su vecino del sur, la naciente nación de Sudan del Sur, independiente del norte desde 2011.

Angola, país africano que aún tiene abiertas las heridas de una guerra civil que duró más de 27 años, tampoco se ha adherido al pacto. 

Dictaduras y autocracias

No es raro ver en las distintas dictaduras del mundo una predilección por las armas y la fuerza militar.

Tal es el caso de Corea del Norte, gobernada desde hace más de medio siglo por la dinastía Kim. Cada uno de los denominados “líderes supremos” se ha encargado de impulsar el poderío de su ejército.

Sus intenciones de desarrollar tecnología nuclear lo colocan como un foco rojo en el plano internacional.

De igual forma está Irán, que aunque no puede considerarse estrictamente una dictadura, todo el poder de su gobierno recae en la figura del líder supremo Ali Jamenei.

El gobierno persa es blanco constantemente de la persecución de diferentes organismos internacionales que buscan persuadirlo a que abandone sus ya conocidas intenciones atómicas.

Otro caso es el de Myanmar, país que está a punto de abandonar esta categoría. 

El país asiático, antes conocido como Birmania, fue regido varias décadas bajo el yugo de una dictadura militar que desconoció en un par de ocasiones los resultados de las elecciones democráticas. Recientemente camina hacia la democratización, la cual todavía está lejos de ser una realidad completa.

¿Qué armas se restringen?

·        Carros de combate

·        Vehículos blindados de combate

·        Sistemas de artillería

·        Aeronaves, helicópteros y buques de ataque

·        Misiles y lanzamisiles

·        Armas pequeñas y armas ligeras