‘El sueño americano’

El flujo de niños latinoamericanos que cruzan solos la frontera de Estados Unidos (EU) ha aumentado exponencialmente en los últimos años, y hoy, la alarma está encendida.

De octubre de 2012 a mediados de junio 2014 52 mil niños fueron detenidos por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CPB, por sus siglas en inglés) de EU.

La cifra, revelada el mes pasado, recordó a gobiernos y ciudadanos los riesgos que enfrentan los menores en busca del sueño americano.

“Los niños, particularmente, son presa fácil de coyotes y organizaciones criminales y pueden ser víctimas de asalto, robo, violencia, rapto, tráfico sexual y trabajo forzado”, reconoció hace unos días el comisario de la CPB, Gil Kerlikowske.

Las propuestas para enfrentar esta crisis han llovido en las últimas semanas. La más reciente, presentada ayer en el Congreso estadounidense por los republicanos, sugiere acelerar la deportación de menores inmigrantes y enviar a la Guardia Nacional a la frontera sur. 

Las recomendaciones contrastan con la solución propuesta por el presidente Barack Obama, centrada en la asignación de un mayor presupuesto para jueces de inmigración y centros de detención.

El gobernador de Texas, Rick Perry, ordenó el pasado lunes el despliegue de hasta mil efectivos de la Guardia Nacional. El despliegue tendrá un costo estimado de 12 millones de dólares al mes que en principio serán cubiertos por Texas.

‘Il sogno italiano’

Del otro lado del mundo, en Italia, los inmigrantes indocumentados africanos se enfrentan no solo a la fuerza del mar en su intento de cruzar el Canal de Sicilia, sino también a los abusos cometidos por los contrabandistas de personas.  

Desde que el Gobierno italiano puso en marcha en octubre de 2013 el operativo “Mare Nostrum”, los rescatistas han puesto a salvo a 87 mil 945 migrantes, de los cuales unos 80 mil han sido en lo que va de 2014.

Según reportó Notimex, la Marina Militar de Italia se vio obligada a socorrer el pasado fin de semana a más de mil 700 migrantes indocumentados, quienes venían a bordo de embarcaciones sobrecargadas. 

El pasado 30 de junio, autoridades rescataron a 566 personas procedentes del norte de África, sin embargo, 45 inmigrantes murieron por asfixia a bordo de un barco en el que viajaban.

Ayer, The Associated Press informó que autoridades italianas arrestaron el martes a cinco presuntos traficantes de personas acusados de asesinato por la muerte de decenas de migrantes que fueron acuchillados o que murieron por inhalación de humo del motor dentro de una atestada embarcación.  

Los cinco detenidos en Sicilia están acusados de acuchillar y lanzar por la borda a unos 60 hombres y mujeres luego de que los pasajeros trataron de escapar del compartimiento de carga, donde muchos estaban atrapados.