Los patos le tiran a las escopetas económicamente hablando. Estamos en medio de un nuevo órden mundial, los vientos de progreso ahora soplan desde Asia, con cambios difíciles de creer hasta hace unas cuantas décadas. 

Según una nueva proyección de la OCDE, India será la economía más exitosa de los próximos 50 años. Alemania, en cambio, será el país que menos crecerá en las próximas cinco décadas.

Con un crecimiento sostenido de 5.1 por ciento anual, se espera que para 2060 el tamaño de la economía de India pase del 7 por ciento actual, al 18 por ciento del total del mundo. 

A la par, el viernes se dio a conocer una noticia emitida desde Gran Bretaña. 

Justine Greening, secretaria del Departamento de Desarrollo Internacional británico, informó que el gobierno del Reino Unido suspendará de manera definitiva la ayuda financiera a India para 2015. 

“A partir de ahora, los nuevos programas se harán en forma de asistencia técnica”, según un comunicado de la dependencia británica. 

En la proyección de la OCDE, India se coloca solo detrás de China, que se espera pase de “gigante asiático” a “gigante mundial” a partir de 2016, año en que superará a Estados Unidos.

India logró la independencia política de la Gran Bretaña el 15 de agosto de 1947. Sesenta y cinco años después, las cosas han cambiado radicalmente.