"Quien les diga que Estados Unidos está en declive o que nuestra influencia ha menguado, no saben de qué estamos hablando”

Barack Obama

Quienes piensen que Estados Unidos influye cada vez menos en el mundo, puede considerar este dato: Facebook es la red social dominante de Mongolia.

Las redes sociales son apenas un ejemplo. La realidad es que Estados Unidos sigue siendo el país líder en una cantidad de terrenos, desde la música y el cine hasta su poder digital. Cuesta equiparar a una nación que genera estrellas de nivel mundial como Beyoncé y produce tecnologías como Twitter que alimentaron la Primavera Árabe.

“Los empresarios estadounidenses están definiendo la era digital”, expresó Harald Leibrecht, coordinador de las relaciones del gobierno alemán con Estados Unidos. 

Entonces, ¿por qué todo el mundo habla del declive de Estados Unidos?

En el exterior, expertos en el tema expresan desconcierto y cierta preocupación al observar esta dinámica. Una docena de ellos –de nueve países y cinco continentes– conversaron sobre el tema y coincidieron en que Estados Unidos sigue siendo la única superpotencia mundial.

China, a pesar de su tamaño y de su rápido crecimiento económico, está a décadas de distancia de cualquier versión verosímil de una estatura comparable. El dólar estadounidense sigue siendo la moneda preferida de las reservas en el mundo y Estados Unidos tendrá un ingreso per capita mucho más alto incluso cuando China —con una población más de cuatro veces mayor— llegase por fin a ser la economía más grande del mundo.

Entre los estadounidenses, el porcentaje de las personas con la idea de que China llegará a opacar o ya opacó a Estados Unidos aumentó de 33 por ciento en 2009 a 46 por ciento en 2011.

El Índice Integral de Poderío Nacional, de la Academia China de Ciencias Sociales, qué sopesa recursos naturales, demografía poblacional y fuerza militar, científica y económica, ubica a Estados Unidos en el primer lugar y a China en el séptimo.

El presidente Obama ha tenido que atajar los señalamientos de sus adversarios políticos, sobre todo de Romney, de que pareciera desestimar el carácter único de Estados Unidos.

“Quien les diga que Estados Unidos está en declive o que nuestra influencia ha menguado, no saben de qué estamos hablando”, afirmó Obama.

Fuente: AP.