La conversación en público de la violenta dispersión de la manifestación en Tiananmen, hecho que fue calificado por el Partido Comunista como un “desorden contrarrevolucionario”, sigue siendo un tema tabú. Varios analistas se negaron a pronunciarse sobre los números del indicador bursátil.

El índice principal de los mercados de valores de China eludió a los censores nacionales de internet el lunes, cuando pareció conmemorar el 23° aniversario de la represión en la Plaza de
Tiananmen.

En una insólita coincidencia que seguramente fue inaceptable para los gobernantes comunistas de China, el indicador de Shanghai disminuyó 64.89 puntos el lunes y terminó con una cifra que corresponde con los números del 4 de junio de 1989, cuando las autoridades sofocaron la manifestación en el corazón de Beijing.

En el animado mundo de los microblogs en China, la expresión “Índice Compuesto de Shanghai” pronto ingresó a las muchas palabras bloqueadas por los censores.

En otro giro extraño, el índice abrió el lunes en los 2.346,98 puntos. La cifra fue interpretada como el 23 aniversario del 4 de junio de 1989, si se lee de derecha a izquierda, como se lee en idioma chino.

La conversación en público de la violenta dispersión de la manifestación en Tiananmen, hecho que fue calificado por el Partido Comunista como un “desorden contrarrevolucionario”, sigue siendo un tema tabú. Varios analistas se negaron a pronunciarse sobre los números del indicador bursátil.

Tampoco estuvieron disponibles directivos de la Bolsa de Valores de Shanghai para abordar el asunto.

En el popular microblog  Sina fueron bloqueadas las búsquedas con las palabras de “junio 4”, 64.89”, “mercado de valores” e “Índice Compuesto de Shanghai”.

Como respuesta a esas búsquedas aparecía el mensaje: “De acuerdo con la ley esas palabras no pueden ser mostradas”.