1. Edward Snowden

Un tema insual en reportes anteriores de Human Rights Watch, el espionaje, ocupa hoy la primera plana de su informe. “Debido a las revelaciones de denunciantes como Edward Snowden, el mundo es ahora consciente de la vigilancia electrónica de masas prácticamente sin control que el gobierno de EU y algunos aliados, en particular Gran Bretaña, están llevando a cabo”, introduce su reporte. HRW advierte que la vigilancia ha erradicado el derecho a la intimidad en un mundo moderno que prácticamente exige la comunicación electrónica. Agrega que, para crédito de Obama, se anunció un panel de reformas, pero aún no se sabe si se concretarán. 

2. Autodefensas

”El fracaso de la aplicación de la ley ha contribuido a la aparición de nuevos grupos de autodefensa de ciudadanos armados en algunas partes del país”, advierte en su informe HRW, que abarca acontecimientos ocurridos hasta noviembre de 2013. Aunque no fue hasta el pasado 14 de enero cuando las fuerzas federales ingresaron a Michoacán, el organismo internacional también se manifestó al respecto. “La única opción frente a la violencia, al crimen organizado y grupos irregulares armados (…) es el uso de las fuerzas profesionales estatales, idealmente las policías”, afirmó ayer el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco. 

3. Nicolás Maduro

Más allá de exponer a Venezuela como un ejemplo latinoamericano de “democracia ficticia”, HRW denunció maltratos por parte del gobierno a líderes y ciudadanos de oposición. La organización considera que el presidente Nicolás Maduro ha incurrido en lo que denominó “mayoritarismo abusivo”. “Las fuerzas de seguridad del Estado golpearon y detuvieron arbitrariamente a partidarios de su oponente, Henrique Capriles, quien organizó manifestaciones contra el gobierno. Algunos de los detenidos denunciaron que se les preguntó: ‘¿Quién es tu presidente?’ y eran golpeados si no respondían ‘Nicolás Maduro’”, ejemplificó HRW.

4. Siria

La lista de violaciones a los derechos humanos por parte del gobierno y de los rebeldes sirios es amplia, sin embargo, Human Rights Watch reconoce que no todo recae en los locales. El organismo reprocha a la comunidad internacional su “débil” respuesta a la crisis humanitaria en Siria. A pesar de que aplaude la negociación encabezada por EU y Rusia que resultó en una resolución para destruir las armas químicas, expone que miles de civiles, incluyendo niños, murieron a consecuencia de ataques con gas sarín. Asimismo, denuncia ejecuciones, secuestros y torturas en la guerra que ha matado a más de 100 mil personas.

5. Pussy Riot

Los Juegos Olímpicos Sochi 2014 han puesto los ojos del mundo en Rusia, y no por motivos deportivos. HRW recuerda que primero fue la prohibición de la “propaganda” homosexual lo que indignó a nivel internacional. Después están los “cargos desproporcionados” a activistas de la banda de punk Pussy Riot, encarceladas por haber cantado “Virgen María, ¡líbranos de Putin!” en la Catedral de Moscú, y a ambientalistas de Greenpeace, acusados de piratería y vandalismo en el Ártico. “Al parecer, para evitar la crítica internacional al acercarse los Juegos Olímpicos de invierno, Putin dio amnistía o indultó a prisioneros rusos de alto perfil”, agrega el organismo.