El policía de raza blanca que mató al adolescente negro Michael Brown renunció al Departamento de Policía de Ferguson, Missouri, casi cuatro meses después de la confrontación entre ambos que desembocó en protestas en este suburbio de San Louis y en todo el país.

Darren Wilson, quien que disparó contra Brown el 9 de agosto, dijo al periódico St. Louis Post-Dispatch que dejaría su trabajo por “voluntad propia” porque el departamento de policía le indicó que había recibido amenazas de violencia si permanecía en la corporación.

“No estoy dispuesto a permitir que alguien más salga lastimado por mí”, declaró Wilson.

Muere a tiros

Wilson mató a tiros a Brown, de 18 años, debido a un forcejeo a la mitad de la calle.

Algunos testigos afirman que Brown tenía las manos en alto cuando le disparó Wilson. El agente dijo al jurado investigador que revisó el caso que temió por su vida cuando Brown lo golpeó e intentó quitarle la pistola. 

El jurado revisó durante más de tres meses las pruebas y anunció el lunes que no enjuiciaría Wilson, de 28 años. 

El departamento de Justicia de Estados Unidos efectúa una investigación por posible violación de derechos civiles y otra para analizar las prácticas de la policía de Ferguson. (Fuente: AP)