NUEVA YORK (AP) — Un hombre armado llenó de humo y disparos un vagón del metro en la hora pico el martes y varias personas quedaron heridas y sangrando en el andén de la estación en Brooklyn mientras otras huían entre gritos, dijeron las autoridades. La policía seguía buscando al agresor.

Las autoridades dijeron que al menos 10 personas resultaron heridas por los disparos y al menos 16 sufrieron algún tipo de lesión en el ataque que comenzó cuando un tren del metro llegó a la estación de la Calle 36 en el barrio de Sunset Park.

Cinco personas se encontraban en estado crítico, dijo la comisionada interina del Departamento de Bomberos, Laura Kavanagh, pero la comisionada de policía Keechant Sewell dijo que sus vidas no corrían peligro.

Sewell añadió que no se había calificado el ataque de terrorista, pero que “no se descarta nada”. No se ha identificado al agresor.

Fotos y videos de la escena mostraban a personas dando primeros auxilios a pasajeros ensangrentados en el piso de la estación repleta de humo. La policía y los bomberos investigaban reportes de que hubo una explosión, pero la policía indicó vía Twitter que “hasta el momento no hemos hallado dispositivos explosivos”.

“Se abrió la puerta del tren y me encontré con una calamidad. Humo y sangre y gente gritando”, relató uno de los presentes, Sam Carcamo, a la emisora 1010 WINS.

Video tomado por un transeúnte muestra a gente en el piso sobre lo que parecen ser charcos de sangre, mientras los altavoces llamaban a la gente a abordar el tren.

Dentro de uno de los vagones, una persona estaba acostada en el piso rodeada por otras. En la estación un policía grita “¡Rápido! ¡Rápido! ¡Abran paso!”.

Los trenes que van a esa estación estuvieron demorados justo a la hora matutina de mayor tránsito.

La oficina del alcalde Eric Adams no tenía más detalles de momento. Adams estaba en la residencia oficial el martes por la mañana y estaba siendo informado de lo sucedido.

El incidente ocurrió en una ruta del tren subterráneo que atraviesa el sur de Brooklyn, a unos 15 minutos de Manhattan. Las escuelas de la zona cerraron al enterarse del suceso.

Danny Mastrogiorgio, un vecino de Brooklyn, había dejado a su hijo en la escuela cuando vio a la multitud subiendo a toda prisa por las escaleras del metro. Por lo menos dos personas tenían heridas visibles en sus piernas.

“Fue una locura”, relató Mastrogiorgio a The Associated Press. “nadie sabía qué es lo que estaba ocurriendo”.

Lee también: “Cadáveres cubrían las calles”: alcalde denuncia que más de 10 mil civiles han muerto en Mariúpol

Allan Lee estaba administrando su negocio, el Café Nube, cuando una media docena de patrullas policiales coincidieron en la calle.

“Empezaron a evacuar a la gente en esta cuadra y en la cuadra de al lado, y cerraron el acceso al metro” cerca de la entrada del café, narró Lee.

Cuando vio que acudían al lugar agentes antiexplosivos y perros adiestrados, supo que se trataba de algo grave.