Donald Trump, presidente de Estados Unidos, aseguró que está de vuelta en sus labores porque es “un espécimen perfecto”, mientras sigue confinado en la Casa Blanca recuperándose de COVID-19.

Según Trump ya no es contagioso y aseguró que se siente lo suficientemente bien como para reanudar los mitines de su campaña electoral para logar un segundo mandato.

“Estoy de vuelta porque soy un espécimen físico perfecto”, mencionó en una entrevista con Fox Business Network.

Pese a la creencia del mandatario estadounidense, sus médicos aún no confirman que se encuentre libre del virus y que esté imposibilitado para contagiar a otros.

Hasta el momento, la vocería de la Casa Blanca se ha negado a decir cuándo fue el último test aplicado a Trump que resultó negativo, así que se ignora desde qué día es positivo.

Desde la semana pasada, se registraron contagios en el círculo cercano de Trump. Hasta el momento se suman 12, cinco de ellos trabajadores de la Casa Blanca.

TE SUGERIMOS: DONALD TRUMP DICE QUE NO PARTICIPARÁ EN UN DEBATE VIRTUAL

Además de su esposa, Melania, y la secretaria de prensa del Gobierno de EU, Kayleigh McEnany, también resultaron contagiados la asesora presidencial Hope Hicks; el asistente personal del mandatario, Nick Luna; y un funcionario que trabaja en la oficina de prensa del Ala Oeste, que no ha sido identificado.

Las otras personas cercanas que están infectadas son el jefe de su campaña de reelección, Bill Stepien; su exasesora Kellyanne Conway; la presidenta del Comité Nacional Republicano (RNC), Ronna McDaniel; los senadores republicanos Mike Lee, Thom Tillis y Ron Johnson; y el exgobernador de Nueva Jersey, Chris Christie.

Debido a que Trump se encuentra abajo en los sondeos de opinión, que le dan ventaja a su rival Joe Biden, el mandatario está presionado para hacer campaña activa e intentar inclinar la balanza a su favor.

En su entrevista con Fox Business también habló acerca del debate virtual entre él y Biden, al que se niega rotundamente “pues no perderá el tiempo” participando en él.