La tarde de este jueves, Felipe VI, rey de España, ofreció un discurso con motivo de su reunión con el cuerpo diplomático en el que se pronunció respecto a la situación internacional y también mencionó al gobierno de México, presidido por Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Durante su discurso, Felipe VI hizo una referencia explícita a la celebración del bicentenario de las independencias en México y Perú, por lo que lanzó una invitación para realzar un pasado común con ambas naciones.

“España desea acompañar activamente estas celebraciones que deben permitirnos, no sólo realzar un pasado común, sino también y, sobre todo, reiterar nuestra firme determinación de seguir contribuyendo al desarrollo y bienestar, presente y futuro, de sus pueblos y ciudadanos”, declaró.

Con ello, el mandatario invitó a AMLO a aprovechar la celebración del bicentenario de su independencia y reiteró su “firme determinación de seguir contribuyendo al desarrollo y bienestar, presente y futuro, de sus pueblos y ciudadanos”.

Sin embargo, el monarca no mencionó la polémica caeta personal que el presidente de México le envió en el pasado para que España pida perdón por la conquista de hace cinco siglos a los pueblos originarios.

De hecho, en esa misiva, AMLO le solicitaba al Rey de España que precisamente para conmemorar el bicentenario de la independencia de México, él, en su calidad de Jefe del Estado y representante de la Corona desde la que se conquistó México hace más de 500 años, se disculpara.

Precisamente, el presidente de México hizo hincapié en que sería importante que Felipe VI realizara algún gesto de contrición por los abusos y el exterminio que sufrieron los pueblos originarios. Una especie de perdón público.

Por esta razón es la primera vez que Felipe VI se pronuncia respecto a las independencias luego que, previamente, el socialista Pedro Sánchez ya había expresado su rechazo a cualquier tipo de gesto de este tipo.

Finalmente, en el Salón del Trono en el Palacio Real de Madrid, el rey abordó diversos temas, entre ellos los que este año tendrá España en el plano bilateral y regional.