-10%

la caída accionaria que se registraría en la Bolsa de Londres posterior al Brexit, según los pronósticos de Bank of America


Si los mercados son sorprendidos por el Brexit, la volatilidad desatada en las jornadas posteriores esparciría desorden y correcciones negativas

Las encuestas previas al Brexit se encuentran tan cerradas que muchos expertos se están rehusando a realizar un pronóstico acerca del resultado del referéndum de hoy. Sin embargo, los mercados financieros y las casas de apuestas muestran señales de que ven la posible ruptura entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE) como algo improbable.

Gracias a que en los últimos días la tendencia ha favorecido el voto de permanencia, Ladbrokes, la mayor casa de apuestas británica, asigna un 82 por ciento de probabilidad a que el Brexit será evitado. Un modelo estadístico creado por el portal Number Cruncher Politics también ve un pronóstico favorable, con un 66% de probabilidad asignada a la permanencia del status quo.

Esto se ha visto reflejado en una reducción en la volatilidad de los mercados de acciones, bonos y divisas en ambos lados del Canal de la Mancha, en comparación con la turbulencia que se ha vivido en los últimos meses.

Sin embargo, si los mercados son sorprendidos por el resultado y la victoria corresponde para quienes buscan abandonar la UE, la volatilidad desatada en las jornadas subsecuentes esparciría desorden y correcciones negativas alrededor del mundo.

La votación del referéndum se cerrará a las 10 de la noche horario de Londres, por lo que los resultados no se darán a conocer hasta las primeras horas del viernes, justo a tiempo para arrancar la jornada financiera de mañana.

Bank of America prevé que el mercado accionario británico caería 10 por ciento si el Brexit triunfa, mientras que el inversionista multimillonario George Soros pronostica que causaría un declive de más de 20 por ciento en el tipo de cambio de la libra esterlina.

Olas internacionales

Más allá de los efectos sobre los mercados y gobiernos del Reino Unido y la UE, el Brexit causaría turbulencia alrededor del mundo, incrementando la volatilidad financiera y dando un golpe al comercio y crecimiento económico del mundo.

La fragilidad y debilidad de la recuperación económica que han vivido los países desarrollados en el periodo posterior a la crisis del 2008, sumadas a las medidas extremas de estímulo implementadas como respuesta, implican que un evento como el Brexit daría un golpe al mundo justo en un momento en el cual las autoridades de estas economías tienen menos espacio para responder a un choque externo.

Además, el incremento en la aversión al riesgo empujaría a los inversionistas hacia activos refugio como los bonos del Tesoro estadounidense, presionando las divisas e incrementando los costos crediticios de otros países que no se benefician de este efecto, como los mercados emergentes.

Sigue leyendo:
Peso: La única víctima”  Por Indigo Staff