A pesar de que el ébola ha cobrado la vida de miles de personas y aún no se encuentra una cura, todavía no existen esfuerzos desesperados por parte de las grandes compañías farmacéuticas para encontrar un medicamento que combata el virus. 

Y es que el ébola ha afectado principalmente regiones de África occidental donde no existen incentivos financieros para hacer una gran inversión en el desarrollo de una cura.

Al menos eso es lo que creen aquellos que sí están luchando por encontrar un tratamiento exitoso. Por ejemplo, la doctora Erica Ollmann Saphire del Scripps Institute en La Jolla, California.

Saphire y su equipo comenzaron una campaña en el sitio Crowdrise para juntar 100 mil dólares, los cuales les permitirán adquirir más equipo y contratar más gente, reportó este fin de semana el diario Los Angeles Times. 

“Todos queremos una cura para el ébola pero el libre mercado no nos va a apoyar porque comienza a infectar a aquellos que son muy pobres” declaró Saphire durante una presentación. 

Creadores del ZMapp

La investigadora está a cargo de un laboratorio que es parte de un consorcio internacional que lucha contra el ébola y otro tipo de fiebres hemorrágicas.

Actualmente, su equipo se encuentra investigando el virus. Sus descubrimientos, así como los del resto del consorcio, han contribuido directamente al desarrollo del suero experimental ZMapp, que ya ha sido utilizado para tratar a pacientes con ébola.