El papa Francisco decidió abrir los archivos vaticanos sobre el pontificado de Pío XII, quien fue acusado por los judíos de guardar silencio sobre el Holocausto.

Afirmando que “la Iglesia no tiene miedo a la historia”, el pontífice dijo a los empleados del Archivo Secreto del Vaticano que los documentos que abarcan el pontificado de Pío XII, entre 1939 y 1958, se abrirán a los investigadores el 2 de marzo de 2020.

El Vaticano acostumbra esperar 70 años después del final de un pontificado para abrir los archivos relativos a esa época. La Santa Sede recibió presiones para hacer que la documentación de esta época estuviera disponible antes, mientras los sobrevivientes del Holocausto siguen vivos.

El papado de Pío, aseguró el argentino, incluyó momentos de “graves dificultades, decisiones atormentadas de prudencia humana y cristiana, que algunos podrían interpretar como evasión”.

Francisco declaró que la Iglesia saldrá fortalecida de una examinación histórica de los papeles, afirmando que Pío “fue criticado con cierto prejuicio y exageración”.