En su primera entrevista en casi medio año, el presidente sirio Bashar Assad declaró el miércoles que su régimen ha capturado a mercenarios extranjeros que estaban combatiendo con la oposición, en un intento por mostrar que sus fuerzas pelean contra terroristas y no contra activistas pro democracia.

En entrevista con el canal estatal ruso de noticias Rossiya-24, aseguró que no tiene intención de suavizar su postura a pesar del plan internacional de paz que incluye una tregua.

“Llamar a boicotear las elecciones es el equivalente a convocar a un boicot al pueblo”, dijo Assad. “¿Cómo puedes sabotear a las personas a quienes supuestamente representas?”.

Assad dijo que extremistas religiosos e integrantes de Al-Qaeda extranjeros son algunos de los elementos que luchando en su contra.

“Hay mercenarios extranjeros, algunos de ellos todavía están vivos. Están siendo detenidos y nos estamos preparando para mostrárselos al mundo”, agregó. Los ataques siguen en Siria, dificultando el trabajo de observadores. (AP)