Cientos de personas pidieron en la capital alemana la libertad del expresidente independentista Carles Puigdemont, quien fue detenido la semana pasada.

Protegidos con paraguas y con pancartas en mano, en las cuales se leía “Libertad para Puigdemont y los prisioneros políticos catalanes” y “España no es una democracia”, los manifestantes marcharon desde la puerta de Brandenburgo hasta el ministerio de Justicia.

La marcha, con una participación de 400 a 500 personas, frente a los 200 que contabilizó la policía, fue organizada por la sede en Alemania de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), una influyente asociación independentista.

Mientras que muchos de los manifestantes también cargaban con la bandera del indepedentismo catalán, la cual porta una estrella blanca y un fondo azul, el expresidente mandó un mensaje en audio enviado desde la prisión donde actualmente se encuentra.

En la marcha participaron de 400 a 500 personas

“No podemos bajar la guardia ante un estado que se comporta cada vez de manera más autoritaria. Tenemos todo el derecho del mundo a decidir nuestro futuro”, aseguró Puigdemont en su mensaje.

Por otro lado en Cataluña, decenas de miembros de los comités de defensa de la República, agrupaciones de habitantes locales que defienden la independencia, realizaron una acción en la autopista AP7, la cual une a Cataluña con Francia, levantando las barreras de varios pasajes para que los automovilistas no paguen.

Las manifestaciones no han cesado luego de que Puigdemont fuera arrestado el domingo pasado en una autopista alemana cuando iba de Finlandia rumbo a Bélgica en virtud de una orden de detención europea emitida por la justicia española, que le acusa de rebelión y malversación.