Tras ser detenido y agredir a un guardia privado y a un miembro de la policía de España, después de masturbarse delante de una joven en el festival musical Sónar, la organización del Vive Latino España canceló la participación del cantante Cecilio G.

El trapero barcelonés presuntamente se encontraba bajo el influjo de las drogas cuando se bajó los pantalones frente a una mujer, delante de una cafetería ubicada en un sitio aledaño al festival.

Personal de seguridad y miembros de las fuerzas públicas se acercaron a él para intentar detenerlo, pero el sujeto agredió a los hombres.

Después de estos hechos, ocurridos el pasado jueves, el Vive Latino España decidió prescindir de la actuación del trapero.

El músico asistió al Sónar como público cuando sucedió el incidente de acoso sexual. De acuerdo con Cecilio G, no incurrió en ninguna de estas conductas, sino que solo se encontraba en una zona restringida.

En sus “disculpas” el músico dijo que pedía perdón a quienes “tuvieron que aguantarlo”.

“Pido perdón a los trabajadores del Sónar que tuvieron que aguantarme, lo siento de corazón”, dijo en Instagram.

Y añadió “no que ningún tema de acoso sexual, simplemente estaba donde no me dejaban estar y me volví loco”.

Además de estas disculpas, en las que negó haber agredido a la joven, publicó una canción sobre los hechos, ilustrada con vídeos de su enfrentamiento con los guardias de seguridad privada

Cecilio G y el Sónar tienen una historia escandalosa que viene de lejos, pues en la edición 2019, cuando el trapero se presentó en dicho escenario, entró dentro de un caballo y sacó un búho en pleno espectáculo, lo que generó polémica.

Cecilio G. es un músico de Barcelona, pionero del trap, que ha protagonizado otros episodios violentos.

Uno de estos altercados lo llevó a la cárcel por el delito de amenazas.