"Nos solidarizamos con las frustraciones de los estudiantes que se ven afectados por este cambio"

Coursera

Compañía de educación online

Con un “profundo pesar”, la compañía fundada en 2011 por profesores de Stanford –preocupados por la falta de acceso a educación de calidad– anunció el martes que el gobierno estadounidense se interpuso en su misión. 

Coursera explicó en un comunicado que tuvo que limitar su accesibilidad en varios países debido a ciertas regulaciones de control de exportación de Estados Unidos que prohíben a empresas locales ofrecer servicios a usuarios de naciones sancionadas, entre ellas Cuba, Irán, Sudán y Siria.

Los cursos en línea masivos y abiertos o MOOCs, por sus siglas en inglés, entran en la categoría de servicios, por lo que Coursera se vio obligada a este “bloqueo educativo” tras ser notificada que no estaba actuando conforme a la ley. 

La medida no solo afectará a los futuros interesados, sino también a los alumnos registrados actualmente. 

“A partir de esta semana, los estudiantes que intenten iniciar sesión en las páginas del curso en nuestro sitio o crear nuevas cuentas será restringido el acceso a estos recursos. 

Sin embargo, será posible navegar por el catálogo de cursos y explorar el sitio web y blog de Coursera, que se consideran información pública y no servicios y por lo tanto no están sujetos a restricciones”, detalló la compañía en su blog oficial.

Y agregó: “Durante este tiempo, nos solidarizamos con las frustraciones de los estudiantes que se ven afectados por este cambio y hemos convertido en una prioridad avanzar rápidamente hacia una solución”.

Coursera cuenta con 596 cursos de 108 universidades de alto prestigio en 190 países y más de seis millones de estudiantes.