Mensajes de Twitter serán examinados por el Departamento de Defensa de Estados Unidos (DoD, por sus siglas en inglés) para identificar la dinámica de los movimientos sociales.

Por medio de la “Iniciativa Minerva”, que desde 2008 financia proyectos de investigación en universidades, el Pentágono buscará identificar los puntos de inflexión de los disturbios civiles a gran escala.

De acuerdo con un artículo del escritor y periodista Nafeez Ahmed publicado ayer por The Guardian, el DoD determinará cómo y cuándo se dieron los “contagios sociales” que derivaron en la revolución de 2011 en Egipto y otros movimientos similares.

Según explica Ahmed, entre los proyectos asignados para el periodo 2014-2017 se encuentra un estudio dirigido por la Universidad de Cornell, que rastreará la “huella digital” que dejaron levantamientos civiles.

Otro proyecto, que será encabezado por la Universidad de Washington, “trata de descubrir las condiciones en las que los movimientos políticos encaminados a cambios políticos y económicos a gran escala se originan”. Este cubrirá 58 países en total.

Potenciales terroristas

Para el periodista esta es solo una señal más del control que pretende ejercer Estados Unidos.

“En su misión inquebrantable de defender un sistema mundial cada vez más impopular y al servicio de los intereses de una pequeña minoría, los organismos de seguridad no tienen reparos en pintar al resto de nosotros como potenciales terroristas”, expresó.

Cuando Ahmed se comunicó con el Pentágono, la única respuesta que obtuvo fue: “Minerva ayuda a aumentar la comprensión del Departamento de Defensa sobre qué causa inestabilidad e inseguridad en todo el mundo”.