"La reacción a corto plazo puede ser la de salir, pero la reacción a largo plazo es que debemos encontrar una mejor manera de trabajar con nuestros socios porque afrontamos los mismos desafíos”
David Cameron Primer Ministro
del Reino Unido

David Cameron prometió a sus connacionales un referendo para decidir la permanencia del Reino Unido (RU) en la Unión Europea antes de 2017. 

Cameron ha dicho varias veces que su gobierno desea seguir formando parte de la unión. El mercado europeo es uno de los más prósperos del mundo y RU se beneficia al poder ingresar sus productos en él. Salir de la unión sería riesgoso para la economía británica.

Por lo tanto, antes de que se lleve a cabo la consulta, Cameron quiere reformar a la UE. 

El Primer Ministro necesita establecer las condiciones necesarias para satisfacer a sus contrapartes europeos y a los euroescépticos de su país al mismo tiempo.  

Impedir el “Brexit”

En noviembre, David Cameron le entregó a Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, un plan para reformar a la UE. 

Las medidas propuestas por el premier británico no fueron bien recibidas por los otros 27 miembros. 

Las propuestas de Cameron están centradas en el control migratorio de comunitarios, el mercado único, la competitividad y la integración europea.  

Según el premier, los cambios que propone harán más competitivo al bloque europeo, pero sus contrapartes permanecen escépticos a su plan. 

Esto ha encrespado a Cameron y dijo que si Europa no escucha sus propuestas, su país tendrá que reconsiderar su membresía. 

Más control para RU

Los analistas coinciden en que la demanda más complicada de Cameron es la de limitar las ayudas sociales a los inmigrantes, porque discrimina a los ciudadanos europeos.

Uno de los principios básicos de la UE es que sin importar el país donde se esté, un europeo goza de los mismos derechos y obligaciones en todo el continente. 

Cameron defendió su propuesta y dijo que solamente quiere frenar los abusos del libre movimiento y tener más control. 

Además, el Primer Ministro también propuso que su país esté a salvo de costos adicionales para su economía. 

El Reino Unido quiere impedir a toda costa que su país tenga que sacar a otros países de crisis económicas como sucedió con Grecia. 

El líder del partido conservador está convencido de que la UE necesita cambiar para volverse más eficiente y poder lidiar con economías en expansión como las de China y la India.  

Los demás países de la UE están seguros de que, una vez más, el Reino Unido busca pretextos para obtener todos los privilegios sin cumplir con todos los compromisos necesarios para ser parte de Europa.

Las claves para Cameron

1. Restringir el acceso de los migrantes europeos a los beneficios laborales como créditos fiscales
2. Protección del mercado único para Reino Unido y otros países que no usan el euro
3. Aumentar la competitividad reduciendo la regulación excesiva
4. Exentar a RU de la “cada vez más estrecha unión” e impulsar los parlamentos nacionales