México y Estados Unidos confirmaron su amplia y profunda cooperación, así como su compromiso por construir un futuro más próspero y seguro para los pueblos de América del Norte. Aseguran que van por los retos a enfrentar con desafíos globales y regionales sin precedentes que requieren los esfuerzos conjuntos de ambas naciones, dejando claro la defensa de la democracia, el crecimiento inclusivo, la transparencia, el Estado de Derecho y el respeto a los derechos humanos como valores fundamentales que sustentan la seguridad y prosperidad compartidas.

Un punto relevante de la reunión donde estuvieron empresarios de ambas naciones, es utilizar al máximo el T-MEC, para coordinar desde ahí políticas económicas y hacer que las cadenas de suministro sean más resilientes y expandir la producción en Norteamérica. La inflación, por supuesto, fue tema, por ello se combatirá de manera acelerada facilitando el comercio bilateral y reduciendo los costos comerciales.

Como parte de los esfuerzos por mejorar la seguridad alimentaria, México planea comprar hasta 20 mil toneladas de leche en polvo de Estados Unidos para apoyar a las familias mexicanas en comunidades rurales y urbanas; además, adquirirá hasta un millón de toneladas de fertilizante (sulfato de amonio) para distribuir a pequeños productores de subsistencia de maíz y frijol, y continuará comprando alimento para animales a fin de apoyar a pequeños productores. Se invertirá en la modernización de la infraestructura fronteriza México-Estados Unidos para proyectos a lo largo de la frontera de más de tres mil kilómetros. La Ley Bipartidista de Infraestructura del presidente Joe Biden incluye 3.4 mil millones de dólares para llevar a cabo 26 proyectos de construcción.

El encuentro se realizó en el Instituto Cultural Mexicano y participaron empresarios mexicanos como Juan Cortina, de Gamsa; Arturo Saval, de Nexxus Capital; Gina Diez Barroso, de DiArq Holding; Máximo Vedoya, de Ternium; Tania Ortiz Mena, de Sempra México; Rodrigo Fernández, de Sigma; Carlos Slim Helú y Carlos Slim Domit, de Grupo Carso; Francisco Cervantes, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE); y Antonio Del Valle, presidente del Consejo Mexicano de Negocios.

También participaron Jaime Tuper, de Saavi; Lorenzo Berhó, de Vesta; Daniel Becker, de Banca Mifel: Guillermo Vogel, de Tenaris; Arturo Gutiérrez, de Arca Continental; Emilio Cadena, de Prodensa; Roger González, de Protexa; Alfonso Rojas, de Cargodec; y Jorge Gutiérrez, de BAL Eléctrica.

El próximo Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN) se llevará a cabo en septiembre, enfocándose en fortalecer sectores estratégicos como semiconductores y tecnologías de la información, pero, sobre todo, en la exigencia de acelerar inversiones e integración regional.

Voz en Off

Por cierto, quien se destacó en este encuentro fue Juan Cortina, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), quien estuvo muy cerca del secretario de Agricultura de EUA, Tom Vilsack. La seguridad alimentaria fue el tema relevante, y al respecto, el mexicano afirmó que está garantizada pese a la crisis en Ucrania, al T-MEC y al plan anti inflación del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

En otro tema, otra vez la Cofece inició una nueva investigación de oficio por la posible realización de prácticas monopólicas absolutas en el mercado de servicios de transporte marítimo de pasajeros y carga en Quintana Roo…