Ya lo veíamos venir, en esta casa editorial auguramos que Tenet iba a poner la agenda del futuro del cine este 2020 y a casi un mes de su estreno en México, y poco más de un mes y medio de su salida en mercados internacionales, ya se siente la repercusión de su llegada a salas; el resultado ha sido desfavorable.

Siendo la producción más cara de Chistopher Nolan al día de hoy, con 200 millones de dólares (mdd), se cree que la cinta de ciencia ficción apenas ha recaudado mundialmente 307 mdd, cifra que está muy por debajo para ser redituable, ya que en un análisis hecho para Reporte Índigo por Pedro Araneda, director de la Asociación Mexicana de Cineastas Independientes, el largometraje tendría que alcanzar la suma de 800 mdd para que fuera un buen negocio para Warner Bros.

Además, las críticas no le han ayudado, en redes sociales la gente que ha ido a verla se queja de que su trama es compleja e incomprensible, incluso hay quienes en reddit dicen que Nolan le roba a The big bang theory la idea de la entropía invertida; también circulan infografías explicando la progresión del filme, lo cual rompe por completo el propósito del cineasta, que es retara la mente del espectador.

El resultado ha sido un efecto dominó, Tenet no triunfó en el cine como se tenía previsto y, entonces, los grandes estudios se están retractando de sus estrenos para el resto de 2020. Este año definitivamente ha sido eso, el de los caídos, porque quienes seguían en pie como Black Widow, Sin tiempo para morir y Dune, se van hasta el año que viene.

La película de Marvel que iniciaría su fase cuatro en el universo cinemático se coloca con estreno tentativo para el 7 de mayo, mientras que la vigésima quinta película del espía favorito del MI6 se recorre al 2 de abril (recordemos que con esta movida se cumplen tres años de retraso de su estreno) y la adaptación fílmica del libro de ciencia ficción de Frank Herbert, dirigida por Denis Villeneuve, se aplazará hasta el 1 de octubre de 2021. Lástima por todos los fanáticos que esperábamos estos lanzamientos.

Sin embargo, hay otros que siguen adelante, como Wonder Woman 1984 o Soul, pero bien la primera es una cinta comercial de la franquicia de DC Cómics que podría sí levantar ánimos entre los fanáticos y acudir a salas, y pues la segunda mencionada, que es una producción hecha de Pixar, en cualquier momento a la compañía de Mickey Mouse se le podría antojar meterla a su repertorio digital en Disney +.

Definitivamente me deslindo de ser tan fatalista como lo están siendo otros medios, que dicen que Tenet “mató al cine y falló en salvarlo”, pero sí creo que los grandes corporativos se están tardando en hacer reestrenos chingones de clásicos y reales propuestas de promociones para acudir a salas.