En 2015, dos años antes de la defunción de Hugh Hefner, su editor Cory Jones lo buscó en la Mansión Playboy para proponerle algo sin precedentes: dejar de publicar desnudos en la revista conocida, precisamente, por sus fotografías pecaminosas.

Hefner accedió, pero eventualmente se arrepintieron de la decisión, expresando que esto fue un “error”, porque sus ventas sustancialmente cayeron y evidentemente su tiraje de ejemplares. Esto ocurrió en febrero del 2017.

El bon vivant más conocido del mundo partió ese mismo año, el 27 de septiembre, y a menos de un mes de su defunción, sucedió algo extraordinario, el 20 de octubre se anunció que la primera modelo transgénero de origen francés, Ines Pau, llegaría a las páginas centrales de la revista, para convertirse en la playmate de noviembre.

Rau fue la primera en tener el protagonismo, aunque antes ya habían aparecido otras mujeres trans.

Al año siguiente, Alemania siguió el ejemplo y Giuliana Farfalla llegó a la portada del conejito, el editor en jefe de la publicación, Florian Boitin, alegó que Hefner habría aprobado el suceso ya que él era “resueltamente opuesto a todas las formas de exclusión e intolerancia”.

Ahora, en México, parecería que la novedad nos llega tres años tarde, con la portada de Victoria Volkova, mujer trans de Querétaro, influencer y youtuber, que está causando escozor por la pluralidad de Playboy

La también actriz está por salir en la tan esperada secuela (¿por quién?) de Sexo, pudor y lagrimas, además de que tiene el mérito de haber hecho campañas con distintas compañías de maquillaje y ser la embajadora de la marca Jean Paul Gaultier en México.

Definitivamente es meritorio el suceso, hay que aplaudir la pluralidad y, sobre todo, reconocer que poner en el escaparate a esta celebridad no es fortuito en un momento de muchísima tensión social en México, país sumamente machista y misógino.

Pero tampoco se engañen, Hefner, sea donde sea que se encuentre, para nada era ignorante de su realidad, lo que a él le gustaba era el poder romper los moldes y transgredir, causar morbo y provocar, cuando nadie lo estaba haciendo, so, esta es una movida más de Playboy por querer perpetuar su legado a futuro.

Bien ahí, Hugh, seguro estarás contento envuelto en tu bata carmín, fumando tu pipa y riéndote de nosotros.