En los últimos meses han circulado versiones sobre el desastre llamado Agroasemex, SA, la aseguradora del Estado. Aunque en 2021 cumplió 31 años de existencia, esta empresa recibió a partir de 2019 un inusitado impulso proveniente de la Cuarta Transformación. Más allá del sector agropecuario, con la llegada de la 4T, Agroasemex a cargo de Breno Lorenzo Madero Salmerón, comenzó a asumir el aseguramiento de los bienes de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal. Hoy en su lista de clientes aparecen la Guardia Nacional, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Banjército, el Banco Nacional de Comercio Exterior, la Secretaría de la Defensa Nacional, el IMSS, la Condusef, entre otros muchos.

Pero afirman que la empresa opera sin experiencia, capital suficiente ni estructura para el manejo de este tipo de riesgos. En consecuencia, apuntan, ha perdido cartera y aumentado su tasa de impagos a quienes debía proteger de riesgos propios de la actividad pecuaria. Con todo, en lo que va de este año, Agroasemex ha obtenido 51 contratos con instancias de gobierno por alrededor de mil 200 millones de pesos. Y el año pasado, los 33 contratos que le otorgaron, sumaron más de 2 mil 700 millones de peses, según datos del portal Compranet.

Las irregularidades son muchas y han sido enumeradas en la prensa. En 2022, por ejemplo, el Metro de la Ciudad de México aseguró su infraestructura a través de la contratación de una póliza a Agroasemex por 504 millones 873 mil pesos. Una publicación de Animal Político reveló que dicha contratación fue 45.8% más cara comparada con el año anterior y con un monto menor de pago en caso de siniestro. Cada mes, desde el 1 de enero, el STC le entrega más de 42 millones de pesos; esto es 13 millones adicionales a los 28 millones 846 mil pesos que pagó durante 2021 a Grupo Mexicano de Seguros, SA de CV, que mantuvo aseguradas todas las instalaciones del Metro y que a más de un año del incendio en el Puesto Central de Control (PCC 1) no le ha pagado al STC porque no han logrado un acuerdo sobre el monto de los daños, señaló el medio.

También han circulado versiones sobre el contrato que mantiene con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para el aseguramiento de la Infraestructura Hidráulica e Hidroagrícola por más de 910 millones de pesos. Pues señalan que los contratos realizados por Conagua y ejecutados en la pasada temporada de lluvias (2021) tiene al borde de la quiebra a varias empresas, en especial a las pequeñas ante la negativa de pago de Agroasemex.

La compañía está supervisada por la Comisión Nacional de Seguros y Finanzas, de Ricardo Ernesto Ochoa Rodríguez. Como institución nacional de seguros, proporciona servicios de suscripción de contratos de seguro y reaseguro a instituciones mexicanas de seguros, y fondos de aseguramiento.

Asimismo, la paraestatal realiza la administración de riesgos del Gobierno Federal a través de su operación de seguros patrimoniales. Las oficinas corporativas se encuentran en la Ciudad de Querétaro, Querétaro y cuenta con 187 colaboradores para la realización de sus actividades.

Tulum, Paraíso Ilegal

El reportaje “Tulum: un paraíso ilegal” transmitido a través de la plataforma de Televisa-Univision, ViX, acaba de anotarse un jonrón al exhibir el daño ambiental que ocasiona la red de corrupción que opera en la zona, en la que están involucrados empresarios, autoridades municipales y ejidatarios, entre otros. Es tan contundente la manera en como muestra que 200 empresas se reparten el pastel inmobiliario y turístico, que no hay duda de que en la región lo que priva es la corrupción, la simulación y la voracidad. Como en pocas ocasiones, la reacción de la CNDH fue inmediata y oportuna. No se hizo esperar. Ayer mismo el organismo pidió a la Semarnat, Semar y Profepa reparar el daño ecológico ocasionado en el área natural protegida en Tulum, Q. Roo.

Y es que no se trata de ser un experto en la materia para constatar que las autoridades federales y estatales han tenido una actuación que deja mucho que desear; han cerrado los ojos ante el crecimiento ilegal y desordenado que experimenta la región. Han actuado en total impunidad.

Lo peor es que los efectos ya se empiezan a percibir no solo a nivel ambiental, sino incluso en términos de salud. Los habitantes de Tulum se quejan de que la contaminación del agua, por ejemplo, les está ocasionando daños en la piel.

Enhorabuena por el reportaje que recién acaba de estrenar N+ Focus, la unidad de periodismo de investigación de N+.

Voz en Off

Penoso el comportamiento del secretario de Desarrollo Económico de la Ciudad de México, Fadlala Akabani Hneide, en las redes sociales. Resulta que enfrenta envalentonado a una usuario que se identifica como médico por su crítica a la decisión presidencial de contratar médicos cubanos para trabajar en México. Su labor es de velar por el impulso de la económica de la capital del país, pero lejos de eso este personaje se distrae de su labor para defender a la Cuarta Transformación no a quienes tiene que responder, que son los ciudadanos a ellos se deben. Y vaya que a la familia de este personaje la suerte le sonríe en tiempos de la 4T, sí usted revisa la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), confirmará que su apellido ronda oficinas gubernamentales….