El exasesor del presidente Enrique Peña Nieto y del Tec de Monterrey, el general colombiano retirado Óscar Naranjo, demostró que finalmente solo vino a pasear y a ganar dinero a México.

Según su versión, se despidió de este país para volver esta semana a las negociaciones de paz en la Habana, Cuba, entre las FARC y el gobierno colombiano.

Pero la verdad es que se fue como vino, como un ente político y poco funcional para este país, porque ayer en Colombia se dio lo que los medios de comunicación habían adelantado y se destapó como candidato a vicepresidente de ese país, como compañero de fórmula para la reelección del presidente Juan Manuel Santos.

También ayer el Partido Liberal, de Santos, apoyó públicamente la candidatura del general Naranjo, quien además dijo públicamente que acepta la candidatura.

¿Y qué hizo en México el general retirado? Pues ganó mucho dinero como asesor del presidente Peña Nieto y como catedrático del Tec, pero no hizo nada de provecho en temas de seguridad.

Lo que también logró aquí el colombiano fue generar celo profesional de los generales mexicanos de Sedena y ser el principal foco de atención en algunas cenas privadas con empresarios de Monterrey, pero nada más…

PGR interroga a juez penal

Un grupo de la SEIDO visitó este miércoles al juez penal Raymundo Martínez, quien lleva el proceso en contra de los propietarios de La Fortuna, actualmente recluidos en el penal de Cadereyta.

Los fiscales de la PGR arribaron al Juzgado Segundo de lo Penal en Nuevo León para interrogarlo y reunir más pruebas dentro de la averiguación previa abierta por un presunto lavado de dinero en el casino.

Este delito fue detectado después de que el centro de apuestas fue arrebatado a sus dueños y tuvo como consecuencia que el año pasado la SEIDO cateara las oficinas del negocio, ubicado sobre la avenida Fidel Velázquez.

El juez interrogado por los agentes federales fue el responsable de restituir el disputado casino a Jerónimo Garza, operador y prestanombres del juez suspendido Luis Armando Jerezano, quien es investigado por la DEA.

También visitaron en la cárcel a los socios legítimos del casino, los hermanos Arturo y Pedro Cardona, y Jesús Andrés González, quienes llevan más de seis meses presos.

Paty y Sergio con Cristina

La que anduvo en la Ciudad de México hace unos días fue la directora de Turismo de Nuevo León, Patricia Aguirre, viaje que aprovechó para saludar a su viejo amigo Sergio Gutiérrez.

Aguirre y el ahora secretario general adjunto del PRI recordaron viejos tiempos cuando los dos iniciaron en el PRI  con el grupo de los Pantasmas.

Pero también el encuentro arrojó acuerdos.

Uno de ellos fue que Paty le proponga en los próximos días a Álvaro Ibarra, secretario general del Estado, una terna de candidatos para que se integren al movimiento pri.mx.

Este proyecto pretende construir una gran red de priistas y bots en redes sociales para hacer activismo para el PRI en las elecciones.

Lo que quizá no sabe Álvaro Ibarra es que las propuestas que impulsarán Aguirre y Gutiérrez buscarán fortalecer el proyecto de la senadora Cristina Díaz para el 2015.