"Para ser una leyenda tienes que estar ya sea muerto o excesivamente viejo"
Christopher LeeActor

El hombre que diera vida a Drácula, Count Dooku, Saruman y cientos de papeles legendarios, Christopher Lee, falleció el domingo en Londres a los 93 años.

Su esposa por más de 50 años, la ex modelo danesa Brigit Lee, decidió no revelar la noticia hasta que la familia estuviera enterada.

El actor veterano estuvo en el Chelsea and Westminster Hospital las últimas tres semanas debido a problemas respiratorios y del corazón. 

En entrevista con The Telegraph en el 2011, Lee pidió no ser descrito como una “leyenda del horror” ya que había dejado eso atrás. Sin embargo su imponente físico de casi dos metros y su grave voz fueron la combinación ideal para dar vida a monstruos clásicos como la criatura de Frankenstein, Drácula, La Momia y más. 

Christopher Frank Carandini Lee nació en Belgravia, Londres, hijo de un militar británico y una aristócrata italiana que se separaron. Aunque no podía decir mucho de su tiempo en las Fuerzas Especiales durante la Segunda Guerra Mundial, sirvió al final de su carrera en la milicia buscando nazis. 

Después de la guerra tomó un trabajo como aprendiz de actor por una década. Uno de sus primeros papeles fue en “Hamlet” (1948), de Laurence Olivier. 

Comenzó su legendaria reputación como la cara del terror en las películas “The Curse of Frankenstein” (1957), “Count Dracula” (1958) y “The Hound of the Baskervilles” (1959).

Su primo, el autor de “James Bond”, Ian Fleming, lo recomendó para la primera película del agente 007 pero fue hasta 1974 que tuvo el rol del villano Scaramanga en “The Man with the Golden Gun”.

Un año antes fue Lord Summerisle en “The Wicker Man”. El personaje fue desarrollado por el mismo Lee y el guionista del filme, Anthony Shaffer. 

En 1998 fue Mohammed Ali Jinnah en “Jinnah”, papel del que estuvo más orgulloso. 

El director Tim Burton comenzó a colaborar con Lee en filmes como “Sleepy Hollow” (1999), “Charlie and the Chocolate Factory” (2005), “Alice in Wonderland” (2010) y más. 

Se dio a conocer a nuevas generaciones con el papel de Saruman the White en la trilogía de “The Lord of the Rings” (2001-2003) y fue el único actor en haber conocido a J.R.R. Tolkien, quien escribió los libros en que se basaron las películas de Peter Jackson. Repitió su papel en la trilogía del “The Hobbit”.  

En el 2002 y 2005 fue el Sith Lord Count Dooku en los episodios II y III de “Star Wars” y en el 2009 fue nombrado caballero. 

Aunque decía que actuar era lo que lo mantenía vivo, experimentó como cantante de metal ya entrado a sus 90 años, y grabó álbumes reconocidos por la crítica. 

Lee ya había firmado para participar en “The 11th”, un drama con Uma Thurman sobre las horas previas al ataque del 9/11 que comenzaría a grabarse a fines de este año. 

Una verdadera leyenda

Christopher Lee recibió el más alto honor que entregan los Premios Bafta en el 2011, el Academy Fellowship. La jefa ejecutiva del Bafta, Amanda Barry, describió al actor como “verdaderamente talentoso y versátil. Su biografía, y por lo tanto su legado, es una que muchos en la industria fílmica apenas pueden soñar con tener”. 

Elijah Wood, quien actuó junto a Lee en “The Lord of the Rings”, tuiteó: “Un hombre extraordinario y guía de vida, Sir Christopher Lee. Usted era un ícono y un ser humano imponente con historias para días. Lo extrañaremos”. 

Tim Burton, quien trabajó con él en cinco filmes, lo describió como “el último de su especie –  una verdadera leyenda”. Agregó que Lee había sido una inspiración durante toda su vida, y que continuará inspirando a generaciones por venir.